lunes, 18 de enero de 2010

El camino hasta hoy 1ª parte

Pues en realidad, el camino hasta llegar aquí ha sido bien complicado, pero ya no importa, eso es pasado y ahora vivo el presente, de hecho, parece que aquello no me pasó a mi.


Casada desde hace 11 años y 4 meses con la persona más buena que he conocido en el mundo y que estamos juntos desde hace ya casi 19 años. El camino de nuestro vida en común (matrimonio) no ha sido sencillo, pero está claro que hemos sabido comprendernos, ayudarnos y querernos en todo momento, en algunos más que en otros, pero al final siempre triunfa el AMOR, porque sino lo hubiera...hoy ya no estaríamos juntos.


Yo he pasado lo mio, pero él lo ha pasado conmigo,a veces no nos damos cuenta de lo mal que lo ha pasado la otra parte hasta que salimos de ese momento malo, yo me di cuenta una vez pasados esos momentos y hoy, le estoy muy agradecida de haber sido capaz de aguantar tanto dolor a mi lado, aunque los dos sabemos que todo no ha sido tan terrible en el fondo. Valoro muchísimo que supiera aguantarme y amarme "en la salud y en la enfermedad" (como bien dijo el cura el día que nos casó). Así que desde aquí te doy las gracias de nuevo cariño.


Ahora, resumiré un poco mis últimos 7 años para que entendáis como ha sido hasta llegar aquí.


A los 30 yo quería ser madre, así lo hablé con mi marido, el cual me dijo entonces que no se sentía preparado, así que como todavía mi deseo no era muy intenso, me aguanté y esperé a que algo cambiara...


A los 31 debo decir que me apareció, literalmente, EL INSTINTO MATERNAL y mi deseo de repente, se convirtió en algo muy intenso,mi reloj interno me decía que aquel era el momento, pero no parecía serlo del todo...


Aunque parecía que mi marido ya estaba más convencido, la verdad es que no había mucha ilusión por su parte tampoco entonces, y aunque no poníamos medios para impedirlo...tampoco conseguía un embarazo, creo que aquí fue donde empecé a obsesionarme con la maternidad que nunca llegaba.


A los 32 me detectan un cáncer de tiroides, me operan para quitarme el tumor y toda la tiroides y ganglios de alrededor y 3 meses después me dan el correspondiente tratamiento de radioyodo en vista de que quedan restos de células cancerígenas.


6 meses después (9 meses desde la operación), no hay evidencia de la enfermedad pero sí efectos secundarios del radioyodo y de haberme quitado la tiroides y entre los ganglios una paratiroides también.


Las paratiroides son las glándulas donde se establece el calcio que luego es repartido por nuestro metabolismo a través de la sangre,normalmente tenemos 4, yo me quedé con 3.

El efecto fue que además de estar más días hospitalizada hasta recuperar los niveles de calcio normales en mi sangre,al volver a casa, ese efecto, esa falta de calcio en mi sangre me duró casi 9 meses más y entre esos meses en más de una ocasión volví a urgencias.


Mi tratamiento para recuperar el calcio necesario eran pastillas y más pastillas,no podía ponerme nerviosa, no podía hacer esfuerzos ni cosas así porque de lo contrario me entraba una crisis (hipocalcemia) y mis músculos se retorcían sin piedad, si no era controlada a tiempo, podía sufrir una parada cardíaca. Una sensación horrible para el que la sufre y horrible para el que la ve...


Pero aún así, para mi, lo peor de todo desde incluido el momento en que me dijeron que tenía cáncer, fue cuando me dijeron que "de hijos nada" hasta transcurridos año y medio como mínimo después del tratamiento con radioyodo.

Eso fue lo que me hundió, así que tuvimos que poner medios para evitar un embarazo que en realidad era tan deseado.

6 comentarios:

  1. Dios, no sabía nada de esto, amiga... Y digo bien amiga, porque aunque estés lejos y ni siquiera te pongo cara... te considero así. Qué valiente sois tú y tu pareja. Me quito el sombrero.

    ResponderEliminar
  2. No sabías nada porque de no ser que entres en mi blog de La Vida es Dura no voy a ir contandolo por ahí sin motivos mujer! jajaja
    pero traqnui, como ya he dicho todo es pasado, ahora nos toca el presente, por eso este embarazo es para nosotros y toda mi familia un regalazo!

    ResponderEliminar
  3. Leyendo esto, no entiendo lo que ha pasado en el postoperatorio de la cesárea... lo de la tiroides y la paratiroides si que lo sabían, no???

    ResponderEliminar
  4. Paris, me estaba poniendo al día con tu blog y he llegado a esto... No sabía nada y me has dejado de piedra! ¡Qué fuerte y qué valiente eres, cielo! Y aún con todo lo que estabas pasando tuviste ganas de someterte a tratamientos para ser mamá. Desde luego que hay mujeres que están hechas de una pasta especial y esa eres tú.
    Voy a seguir leyendo para saber más de tí.
    Un besito linda!

    ResponderEliminar
  5. ladyA fíjate que acabo de darme cuenta que ten go este comentario tuyo, lo sientooo!
    sabían más o menos, pero no entiendo como llegaron a eso...un desastre.
    un besito

    ResponderEliminar
  6. Silvia:
    guapa, no te preocupes, eso está más que superado, no es para tanto, de verdad, es algo que se me cruzó en mi destino...como a ti lo de tus angelitos,para vivir hemos de pasar por momentos dificiles, unos más que otros, y a ti y a mi nos tocaron algunos de ellos. Sólo espero que hayamos cubierto el cupo!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails