lunes, 27 de septiembre de 2010

DICHOSOS CÓLICOOOOS!!!


Como habréis podido comprobar, últimamente ya ni siquiera tengo tiempo para escribir un poquito por aquí,y es que todo es por culpa de los dichosos cólicos!

Si descansaba poco...ahora menos,el resultado de los cólicos es que Maria necesita brazos, paseos o estar acompañada en todo momento,todo,todo y todo.Ahora ya ni puedo apenas sentarme para comer, para cenar o desayunar,llora todo el día, a todas horas,menos cuando consigo que duerma un poquito, pero eso dura bien poco, tiene el sueño ligero y duerme con un ojo casi abierto,como vigilando...supongo que es un acto reflejo pero yo creo que lo hace para vigilar que no la deje en su cunita o que no la deje sola,cuando despierta es a gritos y llantos, estoy desesperada.

A todo esto se le junta que lleva 15 días que no regula bien el intestino, y la consecuencia es que no hay caca que valga,y entonces...los retortijones y apretones sin poder hacer caquitas, solo pedetes,muchos...de ahí los dichosos cólicos.

He tardado en saber que todos estos llantos se debían a todo esto,le doy LM pero introduje algún mini biberón para que aguantara un poquito más entre toma y toma, pero ante mi desesperación estoy por quitarle el pecho totalmente,radical, ya que creo que no dejo de transmitirle mis nervios.Además, estoy esperando una visita en el endocrino infantil para que la miren y descarten que mi medicación de la tiroides no le está afectando también a ella en su tiroides.He notado que tiene insomnio y si no es por los cólicos podría ser por su minitiroides...

Me subo por las paredes!!!!me siento impotente ante tanto llanto, a no poder despegarme de ella ni dos minutos...no sé qué más hacer!

Le doy masajitos en la barriguita y nada, le levanto las piernas y eso le calma pero como ya le he puesto algún que otro supositorio de glicerina pues parece que lo esté esperando para poder hacer su caquita, la pobre,y cuando ve que no se lo pongo solo hace que llorar y llorar al ver que la vuelvo a vestir y le bajo las piernecitas,que curioso, pero lo sabe, sabe que algo le metía en su culito que le aliviaba aunque fuera momentaneamente, porque luego volvía a apretar y nada de nada, seguía sin poder hacer caca ella sola.

Probé el termómetro digital y nada y ya no quiero más supositorios, que aunque no se lo entro todo(solo le asoma y ya funciona)no quiero que siga acostumbrándose,pero sin él tarda días en hacer caca,lo máximo que la he dejado han sido 3 días y no he podido resistirme a ponerle el supositorio al verla sufrir tanto.

Hoy compré Colimil, me han dicho que va muy bien para regular la flora intestinal y para los gases, osea, los cólicos, y eso espero por dios!


Convoco al consejo de sabios!!! me tomo la licencia de convocaros por primera vez en este blog porque estoy desesperada y sé que vuestros consejos son de gran ayuda,así que espero que alguna me podáis decir algo al respecto.


Maria tiene un mes y medio y la pobre lleva ya mucho mucho con lo de los llantos por los gases...dicen que es transitorio y que suele desaparecer a eso de los 3 o 4 meses, pero tanto va a tener que sufrir aún?y claro...si ella sufre...los papis sufrimos, no dormimos, no descansamos y no somos personas...aunque una prima mía me dijo que con un bebé se deja de ser persona para convertirse en MADRE,y qué razón tiene la jodía...


Así que espero vuestra ayuda o estoy por dormir en plena calle paseándola con el cochecito las 24h,que solo consigo que se calme así o meciendola constantemente en mis brazos...

lunes, 13 de septiembre de 2010

ASÍ LLEGÓ MARIA A ESTE MUNDO

Justo en esta foto cumplía ya un mes de vida...


En el vientre ya era muy nerviosa, no dejaba de darme golpes y patadas, continuamente, a todas horas,pero sobre todo por la noche, a partir de las 22h...y es curioso, pero ahora que está ya fuera,sigue haciendo lo mismo, a las mismas horas, tal como hacía estando dentro,cuando más ganas de juerga tiene...a partir de las 22h,cada noche de su vida hasta hoy...TOMA YA!


...Como ya sabéis tuve una cesárea programada para el 10 de agosto,estaba en hospital desde las 8,30h de la mañana,me entraron a la sala de monitorización a eso de las 10 de la mañana y allí me tuvieron hasta las 13h,ya que casualmente fue un día de partos urgentes y me hicieron esperar.

Ya nada más entrar en quirófano tuve la mala suerte que me tocara un anestesista de practicas(estaba el oficial junto a él,guiándolo, pero no fue como esperaba).

Llegó a pincharme 3 veces!!!

Qué dolor,por si la posturita para que te inyecten dicha epidural (o intradural en mi caso)no fuera suficiente incomoda y hasta dolorosa simplemente por el esfuerzo que ya estás efectuando en esa posición,por si fuera poco, me toca un NOVATO,por Dios!

Claro que yo de esto me di cuenta un rato después de intentos fallidos de clavarme dicha aguja en la espalda.

Y es que cuando quise prestar más atención empecé a escuchar a uno guiando a otro;

-No pinches ahí, hazlo más abajo...

-Así no vas bien, si la señora se queja es que lo estás haciendo mal...repite.


Y así una y otra,hasta que yo ya no pude más y exploté con toda mi mala hostia:

-Vale ya!!!no me pinches más joder, que lo haga el profesional,estoy harta de pruebas que esto duele y estoy incomoda ahogandome y sudando aquí retorcida!!!!


A lo que la contestación del "profesional" no fue muy buena,me dijo que esto era un hospital universitario y aquí vienen a aprender...yo volví a contestar:
-Todo lo que tu quieras, pero No conmigo, eso se avisa y entro ya con la idea, pero ahora llego nerviosa y me estáis poniendo aún más y la verdad, no es el mejor momento.


Lógicamente pasaron de mi y siguieron a lo suyo,hasta que por fin, me la inyectó donde tocaba.


En una cesárea tu no ves nada, pero lo sientes y escuchas todo, y por si fuera poco, te lo van retransmitiendo como si de un partido de fútbol se tratara.

Notas como te abren, como te soban, como te aprietan, como te cosen...lo notas todo pero sin dolor.

A las 14:15h del día 10 de agosto nació Maria,llorando nada más salir y su madre escuchando su llanto...se emocionó.

Solo deseaba verle la carita,que todo estuviera bien y tardaban en mostrármela. En un momento me la asomaron por encima de las sabanas, me pilló por sorpresa y me asustó lo fea que era, así toda hinchadita y grasienta envuelta en mocos viscosos de varios colores,blanco, rojo,violeta...en fin, que la vi muy fea y cuando quise apreciarla mejor y fui a cogerla...se la llevaron.

Empecé a sospechar que algo no iba bien cuando tardaban tanto en traérmela,mientras yo estuve en quirófano no volví a verla,ni oírla, ni saber nada más de ella, así que pregunté y no hacían más que decirme que estaba con su padre, lo cual empecé a pensar que quizás me estaban mintiendo...pero me equivocaba,por suerte.

Me llevaron a la sala de recuperación post-parto(aunque como la sala de post parto estaba saturada me llevaron a post operatorios generales,aquí empezaron los problemas).

En un box, sola, esperando que todo fuera bien y mis piernas y resto del cuerpo depertara y que al fin me trajeran a mi niña, para verla y abrazarla y besarla...

Pero horas pasaron hasta poder verla.

A base de insistir me trajeron a mi marido con mi niña y por fin la pude ver...un poquito.Mi comadrona(que por cierto...era un hombre y yo flipé) me la puso de inmediato en mi pecho, para que Maria empezará su función,poco después empecé a encontrarme muy muy mal, hasta el punto que se llevaron a mi marido y a mi niña de los dolores que yo tenia y de lo mal que me sentía, y es que cuando me preguntaban decía...si no hacéis algo ya siento que me estoy muriendo...y no era mentira.

Continuamente las oía decir que perdía mucha sangre, que no era lo normal, pero además algo raro sentí que me pasaba,me pusieron morfina(sin mi consentimiento)dos veces me dijeron, pero yo seguí con mucho dolor...sentía que mis fuerzas fallaban, me costaba hablar, se retorcía mi lengua y un horrible dolor en el vientre y un peso tan enorme en el pecho que sentía que se me aplastaba el corazón...

Mis reflejos fueron rápidos, más que las de las doctoras,porque hubo un momento que ya no sabían que hacer, me decían,y no sabían que darme porque no sabían que me estaba pasando.Creyeron que tenía un Ictus por lo torcida que se me puso la boca, los ojos...así que cuando yo me di cuenta de lo que me estaba pasando se lo dije a gritos:

Tengo una Hipocalcemia!!!hacerme una analítica urgente ya por favor, que me muero...

Suerte que me hicieron caso,y en diez minutos tenían los resultados, a la hipocalcemia se le unió una hipoglucemia, así que realmente estaba hecha polvo,una vez sabido el diagnostico solo faltaba aliviar el dolor del post operatorio y no había manera, así que me volvieron a poner una intradural por el catéter y es lo único que me dio alivio.


Yo supe que tenia una hipocalcemia porque ya me había pasado alguna que otra vez hacía unos años atrás y es muy desagradable, a la par que peligroso.


Durante todo este proceso mi familia no sabia nada, no se les avisó y mi marido desaparecido por el hospital, con la recién nacida durante 6h en brazos de aquí para allá porque ni siquiera le dieron la habitación hasta que me subieron a mi, esto pasó a las 20h de la tarde,ya podéis contar las horas desde las 2 del mediodía que nació la pobre...según mi marido me dijo después se ve que todo estaba lleno,incluso lo metieron a él con la recién nacida en un quirófano por falta de habitaciones!!!!cómo era eso posible???????

Después nos enteramos de que mi habitación estaba libre desde el día antes, reservada para nosotros, así que no entiendo que pasó,la verdad.


La familia llevaba allí todo el día, desde la mañana y nadie les daba información adicional, solo pudieron ver a mi niña cuando nació y luego ya nada,ya que mi marido tampoco podía avisar a nadie por no salir de la zona restringida con el bebé,según me decían a mi todo el rato la familia estaba avisada...y no era verdad.


Bueno, aparecí en la habitación justo cuando se terminaban las visitas, así que todo el mundo fue pasando de dos en dos pero en plan rapidito, gracias a dios, ya que yo no estaba muy fina...

Pero habían transcurrido tantas y tantas horas desde que nació y vi por primera vez a mi niña, que luego, cuando vi a mi marido con ella en brazos le dije:

-Esa no es Miguel, no es la nuestra,nos la han cambiado.

Y es que la vi tan distinta! además de que yo iba hasta el culo de calmantes y no purulaba ya muy bien...jajaja


Esta es mi aventura del parto,una anécdota que ya pasó y me recuperé genial, a pesar de todo el post operatorio.


El primer día Maria parecía muy tranquilita, a penas lloró, solo lo justo, cuando tenia hambre, pero dos días después...todo cambió y se convirtió en la princesa fiera que es hoy,pero es tan mona...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails