viernes, 15 de octubre de 2010

RESUMIENDO TODO


Desde antes que Maria naciera mi vida ya cambió en todos los sentidos,el embarazo quieras o no quieras te cambia y a mi me cambió o mejor dicho,cambié algunos hábitoS.

Empezando por el principio dejé de fumar.Yo era una habitual fumadora de entre 10 y 12 cigarrillos (más los fines de semana) desde que tenía 16 años. Lo dejé en una ocasión, debido a una enfermedad que ya comenté en uno de mis blogs y en este también hago referencia,(que por suerte ya está más que pasada puesto que está a punto de cumplirse 5 años de aquello,aunque me parezca que hace muchísimo más)aunque por aquel entonces estuve 6 meses sin fumar y volví a caer,así que desde entonces y hasta mi embarazo seguí fumando...

En cuanto sospeché que podía estar embarazada ya bajé la cantidad,primero 3 al día y luego pasé a uno en cuanto se me confirmó.Rápidamente lo dejé,justo el día de Reyes del 2010 fumé el que yo dije, sería mi último cigarrillo,y así fue!

Todo lo hice por Maria,no quería más complicaciones de las que podían haber y quería que naciera totalmente sana,libre de humos por mi parte.Cada vez que tenia un momento de debilidad y teniendo en cuenta que durante los primeros meses tuve mucha ansiedad,cada vez que me apetecía un cigarrito...pensaba en mi futura niña y se me pasaban las ganas, "Aguanta!!" me decía para mi misma y aguanté!!

Al nacer Maria me planteaba el volver a fumar ya que, de nuevo, me volvieron las ganas,sobre todo debido al estrés del primer mes,pero de nuevo...aguanté,simplemente porque no quería envolverla con ese mal hábito,para que iba a hacerlo sabiendo que le iba a perjudicar a ella y a mi también?así que, aguantando aguantando, ya hace más de 10 meses que no fumo,aunque sigo teniendo ganas de hacerlo de vez en cuando.

No sé si algún día caeré de nuevo...quizás sí, quizás no, solo sé que por ahora lo hago por ella y es normal porque aún es muy chiquitita, en realidad creí que me costaría más dejarlo y no fue así,aunque repito, siempre pensando en ella, de no ser así estoy segura que hoy aún fumaría.

Ese fue el primer factor que cambió en mi vida durante el embarazo,el siguiente fue el alcohol,vamos a ver, no me refiero a borracheras ni nada por el estilo, sino a un cubatita de vez en cuando con los amigos, a beber vino con mi marido los fines de semana con alguna cenita especial y a mis cervecitas del aperitivo...pues todo eso...desapareció también,por ella, por su bien.Alguna copita de vino en 10 meses he tomado, pero eso ni cuenta, creo que fueron 2 ó 3 en total de 10 meses, y cervezas?bueno, pues suerte que se inventó la cerveza sin alcohol.

Lo siguiente que cambió en mi vida fueron las salidas,los bailoteos con los amigos y las juergas hasta las tantas de la madrugada, pero esto fue más bien porque mi embarazo se convirtió en embarazo de riesgo y necesité mucho reposo.

Así que ya veis!!!todo lo que cambia la vida de una embarazada...a parte de los grandes cambios físicos y emocionales,que en mi caso fueron enormes.

Y ahora?pues seguimos con lo mismo pero por más motivos,no bebo, ni fumo, ni salgo de juerga...ni nada de nada,es la realidad.

A todo lo de antes se le suma que das el pecho, así que no fumas, ni bebes y miras lo que comes...todo siempre por ella.Tu cuerpo ha cambiado también,en definitiva,TU VIDA ES OTRA.

Pero resulta que después de todo el cansancio de los primeros días o meses,después de los nervios, de no dormir, de no dar pie con bola porque vas zoombie durante el día y durante la noche...después de tanto estrés y tanto cambio radical...después de todo esto y más,ESTOY ENCANTADA DE MI NIÑA,MI PRINCESITA FIERA.

Sí, mi vida es otra,una que va de la mano con ella, desde que la concebimos hasta el día que yo me muera,y no hay más,es lo que hay y no hay marcha atrás.

Ahora sé lo duro que es tener un hijo porque lo estoy viviendo en mis propias carnes (y eso que estoy en el principio)y cada día que pasa la quiero más. Nadie te cuenta la parte fea de tener un bebé,siempre es la parte bonita y supongo que es porque en realidad, con el paso del tiempo, te da igual no dormir, no descansar y lo que haga falta con tal de que tu hijo/a esté bien,da igual si tus ojeras llegan al suelo,si te salen de repente más patas de gallo,si no te da tiempo de ir a la pelu, si metes la colada en la nevera o la comida en la lavadora(sí sí,es un ejemplo)por las prisas y por no descansar adecuadamente,en fin, todo esto y más.

Resumiendo; te quedas embarazada,tu cuerpo cambia y cambia,aumentado su tamaño hasta límites insospechados, te sale celulitis,no te cabe la ropa,sigues aumentando de tamaño,tu mente va por un lado y tu cuerpo por otro, tus hormonas se disparan,sigues aumentando de tamaño, te estresas, te cabreas y lloras por todo, te deprimes o te exaltas demasiado,he dicho ya que sigues aumentando de tamaño?? después "el parto"... te vas al hospital, sufres dolores,te pones a parir y sufres más...o te hacen cesárea y sufres el dolor de una operación...el bebé nace y sigues sufriendo las consecuencias,tu cuerpo sigue mal,tu mente también etc ,etc...

Pero y ellos????ellos lo tienen más fácil, no cambia nada, simplemente de un día para otro resulta que son padres,no han sentido los mismos cambios que nosotras, ni sufrido los estragos de un embarazo y de unas hormonas revolucionadas,no han sufrido,no han pasado por quirófano y al nacer el bebé... no tienen que levantarse por las noches porque es mamá la que tiene TETA,no saben lo que es levantarse cada dos horas o así interrumpiendo tu sueño una y otra...y otra vez,como una tortura pero para un buen fin, por eso lo haces.


Esto es el resumen de mi cambio radical...qué os parece?os habéis sentido identificadas???


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails