lunes, 23 de septiembre de 2013

No quiero ir al cole

Pues así es, tal y como desvela el título mi hija no quiere ir al cole. Llevamos con la misma cantinela desde el segundo día...suman ya unos 8 días. Y realmente lo está pasando mal...aunque sé que es otra etapa y hay que pasarla, me siento fatal cuando me la arrancan de los brazos.
El primer día fue encantada, pero esto es normal, no sabía lo que le esperaba en realidad, ella pensaría que sería un rato...y no todo el día. El segundo día literalmente me la quisieron arrancar de los brazos, y cuando más estiraban con más fuerza se enganchaba a mi, lo estabamos pasando tan mal las dos que tuve que frenar a la profesora...déjala, le dije...no ves que va a ser un trauma! La seguí sujetando y me la llevé para tranquilizarla.
.
Una vez más calmada y viendo que casi podía atenderme, le expliqué de la mejor forma posible que debía quedarse allí y que yo volvería a buscarla por la tarde. No se convenció mucho, pero allí se quedó...llorando. Conforme yo me iba retirando miraba atrás...para ver si en algún momento dejaba de llorar...cierto es que no lloraba con la misma intensidad, pero seguía haciendolo. ..
Al recogerla me la entregaron con un ENORME chichón en la frente, la princesita fiera me contó su versión de cómo se lo había hecho, y la profesora me lo estaba contando totalmente distinto, mi hija dijoo que un niño la empujó en una escalera...la profesora que se cayó. Mi hija mientras escuchaba esta versión no dejaba de gritar...me ha empujado un niño mami! me ha empujado un niño! El chichón era inmenso, y me dijeron que no me llamaron porque ya le había bajado al poner hielo...cómo debía estar antes, pensé yo.
Lo extraño que me pareció es que habiendo tanto personal estos primeros días y no estando todos los niños en clase todavía, permitieran que pasara algo como eso...subirse a una tarima de tres escalones para mirar por la ventana... simplemente así ya podían caerse todos...eso es lo raro, que nadie les llamaba la atención. hasta que pasó lo que pasó, que a mi hija la empujaron.
Sé que habrán muchas más caidas y golpes y de todo, pero no lo esperaba así el primer día, y más que nada me molesta que me pudiera mentir la profesora para su propio interés. tranquilamente en casa , mi hija me contó todo al detalle de cómo sucedió, y la creo de principio a fin.

Tras este comienzo parece ser que aún le cogió más manía al cole, así que al llegar el segundo día...se tiró al suelo, se me enganchó a las piernas y empezó a llorar. La dejé en un momento que la vi distraida y me fui, sin oirla llorar. Y así hasta llegar el viernes, que aunque salió protestando de casa que no quería ir al cole...al llegar allí no derramó una lágrima. La dejo a las 9 y la recojo a las 16:30h, así desde el primer día.

Cuando la recojo está muy cariñosa y me come a besos...pero al rato, cuando la llevo al parque reacciona de dos maneras distintas, la primera que no se quiere salir de debajo de mi falda, la segunda que le da por pegarme, morderme (y no es de morder)y darme patadas. Es un "castigo" que debe pensar que me merezco...por dejarla "abandonada" todo el día. Después se le pasa.. En casa se tira toda la tarde diciendo que no quiere ir al cole mañana, sueña por las noches con el cole...y llora dormida, se levanta varias veces de madrugada diciendo que le duele la barriguita y que no quiere ir al cole. Lo está pasando muy mal, le afectan los nervios, realmente le duele el estómago, va suelta de la tripa y se le cae el pelo a montones. Solo espero que no dure mucho.

Perdonarme el formato utilizado en este post, pero es que estoy teniendo demasiados problemas con Blogger últimamente y no me deja escribir correctamente.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails