miércoles, 19 de febrero de 2014

Y al final...



...Y al final todo vuelve a su cauce.

Hace unos meses entrábamos con la Princesita Fiera en una desesperación tremenda por cambios importantes  que estaba sufriendo, a  pasos agigantados, en su comportamiento y en definitiva , en su vida.
De repente se encontró con el inicio de una nueva era para ella, el cole, y luego vino el cambio de "look" forzado de su mami, (cosas que trae el tratamiento con quimioterapia) de tener una melena a media espalda pasé a ser "pelona", quieras que no y aunque seguía siendo su mami...se llevó un fuerte impacto. Y luego se juntó todo con la separación de sus papis. Demasiada cambio en un breve espacio de tiempo.
 
Así que pasó a ser una niña apática, siempre triste, a no querer jugar con nadie y a montar numerito tras numerito en los cuales había por medio golpes y lanzamiento de objetos. Yo siempre me llevaba los golpes, arañazos y hasta los objetos.
 
No había manera de razonar con ella, así que me planteé hablar con una psicóloga infantil, fui a la S.S , a su pediatra, y pedí orientación.
Me dieron un nº al cual llamé, expliqué la situación y me contestaron que ya me llamarían para una cita, a dicha cita querían que fuera la niña, pero me negué, simplemente pensaba ir yo y explicar la situación para que me ayudaran.
Tardaron más de un mes en llamarme de nuevo, y la visita me la dieron para más de un mes después...increíble!
El caso requería una cierta preferencia/urgencia, así que os podéis imaginar mi reacción.
 
Pero nunca llegué a acudir a dicha cita.
Me informé mediante foros y  entre mis mamis/compis blogueras, y me di cuenta que esto sería pasajero, así fue, por suerte. Por eso no acudí a dicha cita, simplemente seguí unas pautas que fui adquiriendo y ella hizo el resto.
 
Hoy vuelve a ser la niña feliz, sociable, cariñosa y payasita que era antes, y yo me siento aliviada.
La Princesita Fiera está hecha toda una campeona!
 
Ahora resulta que el cole le apasiona, estando hasta con otitis no quiere faltar!! no quiere perderse nada, llevó 2 meses conseguir que el cole le gustara.
Mi "look" ya no le importa, de hecho si por casa me ve la cabecita cubierta ella me la destapa y me acaricia con sus pequeñas manitas, "Tu siempre serás la misma guapa..." me dice la pequeñaja...y a mi se me cae la baba y en alguna ocasión la lagrimilla;)
 
Y la separación de sus papis parece que hasta se ha acostumbrado. Es cierto que aún no va de casa en casa, siempre está en la suya, él viene a verla y luego ella sigue en casa conmigo, cuando esto cambie supongo que algo volverá a cambiar, o igual no, no lo sé.
El caso es que ella sabe que su papi va y viene, y si algún día se queda a dormir lo asocia a día de fiesta.
 
 
Por lo tanto todo va bien, porque si la Princesita Fiera está bien, lo demás llegará.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails