jueves, 18 de septiembre de 2014

Cáncer de mama vs tratamientos de fertilidad



 

 

Lo que voy a escribir aquí es para por lo menos, prestarle atención.

Son muchos los rumores sobre que los tratamientos de Infertilidad pueden producir algún tipo de cáncer de mama, o incluso, alguno de útero u ovarios. Pero todo esto son solo rumores, no se puede demostrar a ciencia cierta.
Pero lo que sí podemos hacer es tenerlo en cuenta, los riesgos que hay a largo plazo y a partir de ahí , podemos decidir si queremos o no seguir con este tipo de tratamiento.
 
Hoy día somos muchas las mujeres(y hombres) que tenemos este problema, ya sea por el ritmo de vida, por genética, o por varios motivos a la vez, como endometriosis o miomas uterinos y etc...
 
Cuando en nuestra vida irrumpe el deseo incontenible de la maternidad, no lo podemos controlar, así que lo que hacemos es potenciarlo y favorecerlo...buscamos un embarazo a toda costa.
 
Tras meses, o años intentándolo sin éxito es cuando te planteas si seguir o no, y en caso de seguir adelante nos ofrecen varias alternativas, adopción, acogida ,Fecundación in vitro (FIV), inseminación artificial, trasplante de ovocitos y etc... hay muchas opciones y lo más importante es que hay para todos los gustos, así que si estás de acuerdo con alguno de ellos, un día u otro serás madre. Y si alguna técnica te falla, no está todo perdido, puedes intentar otras vías.
De esto sé bastante, si os estáis pensando que hablo sin criterio...pues no, lo he vivido durante casi 10 años en mis propias carnes, y sé lo que se siente, y lo mal que se pasa cuando el reloj avanza y tu deseo no se cumple, de hecho, solo las que nos hemos visto en ese problema podemos comprender lo mal que se puede llegar a pasar, nos crea muchos trastornos tanto físicos como psíquicos. Es un horror, lo sé.
Yo misma fui donante de óvulos hace unos años (podéis leerlo AQUÍ, que por cierto fue un post muy comentado en su día ).
Ya entonces me dijeron que si un día quería ser madre, tendría que estimularme ováricamente, porque ellos habían tenido  que hacerlo mucho para conseguir entre 3 y 7 tristes ovocitos, así que ya me lo olí...me esperaba un futuro muy negro en ese aspecto.


Llegado el momento, y después de años de intentarlo por libre (con mi marido entonces, entiéndase), ya nos empezamos a dar cuenta que las cosas no iban bien.
Nos pusimos en manos de especialistas y ahí, después de pasar por varias veces por quirófano, empecé con tratamientos de fertilidad.
Creo que en este blog no he hablado mucho de los tratamientos que seguí, algún día lo haré, pero el caso es que en cuanto me puse en manos médicas...nadie me avisó de los efectos que podría sufrir por tanto cambio hormonal a saco.
De entrada yo gané mucho peso...me hinché una barbaridad por una hiperestimulación ovárica...pero bueno, daños colaterales que luego se resolvieron al dejar el tratamiento.
Aún así, no supe de ningún riesgo más, nunca, jamás.
 
 
Así que pienso, que en el momento en que nos vamos a poner en manos de un tratamiento tan "agresivo" como estos, los ginecólogos deberían darnos una lista con algunos de los efectos más relevantes, porque aunque no sea un potencial carcinógeno, has de saber que está contraindicado para otras muchas cosas, como por ejemplo...miomas uterinos y quistes ováricos, hipertiroidismo, o hipotiroidismo, y yo no he sido informada de nada de esto cuando en su momento estuve en tratamientos de fertilidad, y de entrada ya tengo algo en contra...problemas con miomas uterinos, y problemas con la tiroides, por lo que os garantizo que nunca, nadie, en ningún momento de todas las veces que estuve tratándome, me dijo nada al respecto.

Y seguimos adelante, una y otra vez, rezando por quedarme embarazada, aunque al final los médicos me dieron prácticamente por imposible por varios factores que jugaban en contra...y un mes después de finalizar el tratamiento...me quedé embarazada de manera natural...perdí en la búsqueda casi 10 años, y resulta que la solución era un chute bestial de hormonas directa a mis ovarios, tal como yo, inocente de mi, pedí a los médicos que hicieran en mi último intento...hormonarme a tope, por aquello de aumentar las probabilidades.
No funcionó en ese momento, pero en cambio...estaba tan altamente hormonada que me quedé con los restos después, de manera natural.

Pero que ingenua fui...si llego a saber entonces todos los efectos adversos que se pueden crear a largo plazo...la decisión quizás hubiera o no hubiera sido distinta, pero hubiera tenido yo la última palabra, el poder de decidir si seguir o no seguir.

Así que a lo que vamos es a lo siguiente, no está comprobado hasta que punto estos tratamientos hormonales para la infertilidad son carcinógenos, pero la probabilidad está ahí, de hecho, hay médicos que te dirán que sí, está relacionado y otros dírán que no, pero como todo en esta vida,  la infertilidad da de comer a muchos, y si nos dijeran todos los riesgos que conlleva realmente...muchas optaríamos por otras vías, incluso a terapias naturales de fertilidad, por ejemplo.

En mi caso tengo un cáncer de mama, es hormonal, llevo un año tratándome con quimio, cirugía y radioterapia, y además de todo esto durante un periodo de 5 a 10 años he de tratarme con hormonoterapia adyuvante, todo lo que alimenta a mi tumor, este tratamiento me lo inhibe, hablamos de hormonas. Pero justamente este tipo de tratamiento puede crear otro tipo de cáncer, además de otras muchísimas cosas que nos produce a todas las pacientes de cáncer de mama, pero me lo pusieron en la balanza y tuve que elegir...o el riesgo de volver al punto de partida en pocos meses, o la posibilidad de contraer otro tipo de cáncer distinto, que se produce en pocos casos, pero la probabilidad está ahí. Y esto sí me lo contaba el médico, los pros y los contras, y tomé mi decisión.

Afortunadamente sigo aquí, pero es un tipo de tumor muy agresivo, precisamente por ser hormonal crece mucho más deprisa que el resto, se alimenta de los estrógenos y de otras hormonas femeninas, hormonas que en su día también me inyecté para seguir esos tratamientos de fertilidad.

Le pregunté a mi médico si mi tipo de tumor tenía que ver por haberme hecho todos esos tratamientos en fertilidad, ese y mi anterior cáncer de tiroides también, y su respuesta fue mirándome a los ojos:

Mira, unos te diremos que sí, aunque estadísticamente no esté totalmente demostrado, y otros con los que te encuentres, te dirán que no.

Para mi fue suficiente.


Después, en este proceso, he encontrado más compañeras de viaje con mi mismo tipo de tumor, y casualidades de la vida, todas hemos pasado por este tipo de tratamientos en fertilidad.
Una de mis compañeras de viaje, que si ella no me autoriza no daré su nombre, se está planteando seriamente denunciar incluso al ginecólogo especialista que la atendió porque no le avisó de las consecuencias que podrían producir a largo o corto plazo. En su caso no consiguió el embarazo, y tras un proceso como una quimioterapia...ya no lo conseguirá, podría si hubiera congelado sus óvulos, pero ya sabía que era contraproducente para ella volver a someterse a un tratamiento de esas características, así que lo rechazó.

No escribo esto para ponerte el miedo en el cuerpo, simplemente lo hago para que se tenga en cuenta, pero debemos saber que someterse a este tipo de tratamientos nos puede perjudicar a largo y/o corto plazo.

Yo quería ser madre a toda costa, era mi mayor deseo, pero me hubiera gustado saber que decisión hubiera tomado si me hubieran comentado los riesgos a seguir...hubiera seguido adelante,seguramente, pero también sé que hubiera elegido otras alternativas.

Tu puedes hacerlo, infórmate;)

 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Momentos para no olvidar






Hay momentos en la vida que marcan un antes y un después, cuando estás esperando un bebé, es un momento en tu vida único e irrepetible, por más embarazos que tengas, cada uno será un momento único, ya sabemos que no hay dos embarazos iguales, como tampoco dos niños iguales.
Estamos tan ilusionados, como futuros papás, que todo nos parece de color de rosa, y creamos de todo un proceso como el embarazo y la llegada de nuestro pequeño, uno de esos momentos únicos e irrepetibles.

Y es que no hay nada más bonito que ese ser miniatura que llevas en el vientre durante 9 meses, ese ser al que estáis deseando verle la carita y tenerlo en vuestro regazo.



Cualquier cosita os parecerá poco para vuestro bebé, cuando nazca tendréis preparado hasta el último detalle para hacer que se sienta lo más arropado y amado, para que sepa que vosotros vais a ser los papás más maravillosos que existan para él, los únicos papás para él, lo protegeréis y lo cuidaréis durante el resto de vuestra vida.
 
Durante el embarazo nos gusta hacernos fotos para convertir esas imágenes en eternas, para compartirlas en un futuro con nuestros hijos, y sencillamente , para no olvidar uno de nuestros mejores momentos en la vida. Esa barriguita que ha ido creciendo durante 9 meses ha sido el hogar de vuestro bebé y tal como viene...9 meses después se va, así que hay que aprovechar para hacernos muchas y bonitas fotos.

Y yo he descubierto una bonita manera de convertir todos esos únicos momentos, en momentos eternos de la mano de MPV Mi Primer Video.
 

Mi Primer Video es un estudio de fotografía especializado en embarazos y bebés y nos acercan al mercado , una manera nueva de vivir esos momentos. Una novedad que a todos nos va a encantar, convertir algo importantísimo de nuestra vida en momentos para no olvidar.

Ya no vale solo hacerse una sesión de fotos de embarazo, o  la sesión de fotos de nuestro bebé, Mi Primer Video va más allá, además de la sesión de fotos de tu embarazo y la de vuestro bebé os hace un vídeo recogiendo todos los momentos juntos, desde el embarazo, el parto, y los primeros días del bebé ya en casa.

En MPV se adaptan a ti, podéis elegir si queréis la sesión en el estudio, en exterior o en casa , la opción de casa con la llegada del bebé es muy bonita con todas sus cositas y su habitación, es una manera muy cómoda para la mamá y el bebé en los primeros días de vida del pequeño.

Cuidan hasta el último detalle para que os sintáis cómodos y tranquilos, es un equipo de profesionales que harán que todo resulte tan natural como la vida misma.

Os aseguro que es emocionante ver todos esos momentos juntos, en un video en el que vosotros y vuestro bebé seréis los protagonistas.

Os cuelgo aquí un ejemplo precioso:



Quien no querría conservar esas imágenes para siempre?  vas a perder esta oportunidad única de Mi Primer Video?

Aquí os dejo la pág web para que echéis un vistazo a las cosas tan bonitas que hacen Mi Primer Video , también os dejo la pág de su Facebook por si os gusta tanto como a mi le deis al "me gusta".

Os deseo una feliz semana!



 

jueves, 4 de septiembre de 2014

Que empiece el cole!! seré mala madre...



Pues sí, es medio grito desesperado, pero tampoco quiero exagerar, sólo que a veces necesito gritarlo.
Seré mala madre! querer que vuelva la normalidad a mi hogar, que vuelva mi normalidad, el trabajo, tiempo para hacer todo, salir al parque solo cuando llegue del cole, no tener que romperme la cabeza todos los días para ver qué le hago de comer, poder desayunar sin prisas porque me reclama, tener más o menos todo al día, estar tranquila...es esto malo???
Pues si es malo, soy muy mala madre, qué le vamos a hacer?

Y no me tendría que quejar muy alto, porque este verano, por el tema de yo estar en plena radioterapia, he tenido la ayuda de mis padres a ratos, suerte de esto! 

Pero el caso es que mi hija, y supongo que como la mayoría de niños, cuando no va al cole parece que se activa el doble, necesita un ritmo frenético de actividades, y yo hago lo que puedo, a mi ritmo, que no es poco...pero claro, me canso, y ella me quiere para todo, ahora hasta para ir al baño, antes iba sola, ahora necesita compañía de nuevo.

Qué malísima madre soy! mira que querer tranquilidad, y rutina...cómo es posible?, poder sentarme 5 minutos sin tener que levantarme cada 30 segundos porque se le antoja algo, o porque es demasiado cómoda y quiere que le traiga yo las cosas, y ojo! que si no lo hago...me lo ordena la pequeñaja!. Nooo, cómo iba a querer yo que vuelva la normalidad?

En qué cabeza cabe que me siente 5 minutos? nooo, eso aquí no existe, mi hija es de culo inquieto...como la madre, solo que la madre ahora lo necesita descansar un poquito más que antes.

En mi casa no puedo hablar por teléfono (por poneros un ejemplo), no puedo porque lo único que escucho son gritos de "cuelga!!!", "Quiero esto", "quiero aquello", "no escucho la tv", "no me dejas concentrarme" etc.. . cómo no voy a querer que vaya al cole ya!? seré mala madre!

Y al wc no puedo ir tranquila! lo normal era hace un añito o dos que no pudiera ir tranquila al baño, pero ahora????que mi hija ha hecho 4!

Justo cuando yo tengo ganas de hacer pipí...ella también, qué casualidad.

Qué mala madre soy cariño, que estoy deseando que vuelva la rutina, acostarte a las 9 como tope, cenar a las 8 y echarme al sofá a ver mi serie preferida o conectarme al ordenador...qué mala madre soy...cuanto lo siento.

Pero en serio, estoy deseando que vuelva la normalidad.

Qué mala madre soy!

;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails