miércoles, 25 de marzo de 2015

Querer y no poder, la maternidad...esa maravilla que te atrapa.

 
Poco después de nacer mi hija me entraron de nuevo las ganas de repetir con la maternidad, justo cuando tenía 9 meses mi cuerpo y mi mente me pedían a gritos vivir otro embarazo, tener entre mis brazos otro recién nacido...acunarlo, abrazarlo, quererlo, cuidarlo...y entonces hablé del "Síndrome bebeciano" algo que a todas las mujeres nos pasa poco después de ser mamis.
 
En aquel entonces ya era algo poco viable, mi matrimonio estaba ahí...que no sabías muy bien dónde ni cómo estaba, y por otro lado estaba mi fertilidad, mi salud, no hay que olvidar que la Princesita Fiera llegó al cabo de una larga lucha por la maternidad, pero la cuestión es que vino, contra todo pronóstico y eso fue lo más maravilloso que pudo pasarme en toda mi vida.
 
Pero ahora, cuando ya sabes que tener hijos es imposible de verdad, más ganas tienes de serlo y de repetir aquellos momentos de felicidad, un embarazo y un hermanito/a para mi hija.
 
Pero no...es imposible por un gran motivo de peso, y luego otros cuantos añadidos.
 
Y ahora mi hija está en la edad que me pide un hermanito constantemente y yo no dejo de explicarle que mami no puede, que igual algún día papi le de una hermanita o hermanito con otra mujer, pero mami no puede ya...
 
Y todo porque cuando me diagnosticaron del cáncer de mama no quise congelar mis óvulos. No sé si tomé una decisión precipitada bajo tanta presión.
Había que decidir justo antes de empezar la quimioterapia si quería ser madre de nuevo..."¿quieres congelar tus óvulos antes de empezar?"y mi cabeza solo vio un imposible entonces, y dije que no...pero con el tiempo me he dado cuenta que no es lo mismo tener tus óvulos congelados y tomar tu la decisión de si quieres o no quieres repetir la maternidad una vez todo haya pasado a que ya sepas que es imposible, y querer pero no tener posibilidad.
 
Me resulta triste , la verdad.
 
Pero cuando me siento triste me recreo en los primeros momentos que me regaló mi hija al nacer, miro sus fotos y le cuento a ella su historia, y al mismo tiempo me intento convencer de que todo está bien así, aunque en el fondo no lo esté.
 
Quisiera tener la opción de decidir si un día quiero ser madre de nuevo o no, pero no la tengo, y eso es lo que hace que todo sea más duro de llevar.
 
Seguramente, aunque hubiera congelado mis óvulos en aquel octubre del 2013, cuando todo empezó, ahora, ni en un futuro próximo o menos próximo los hubiera utilizado, pero saber que estaban ahí me hubiera servido de terapia, ahí estarían, y con ellos la posibilidad de volver a repetir en la maternidad un día si quisiera... por propia elección.
 
Me digo a mi misma que no sería bueno tener otro hijo/a, que no sería fácil, por todo esos motivos de peso, incluso que aún congelando mis óvulos no fuera algo sencillo de conseguir pero a veces no es suficiente cuando vuelve a aparecer ese instinto maternal ... y el "Sindrome Bebeciano" y todo lo que te digas o te digan los demás...nunca es suficiente.
 
 
 
 

14 comentarios:

  1. Paris, me imagino perfectamente la frustración, antes de someterme a la FIV pasaron muchas cosas por mi cabeza. Pero tengo que decirte que en realidad sí podrías vivir otro embarazo si realmente fuera un deseo tan enorme que todo lo demás importara un pimiento. Y es que por fortuna muchas mujeres solidarias donan sus óvulos e incluso ovocitos fecundados. Sin hablar de la adopción o la acogida, que sí, no te da el embarazo pero sí al hijo. Nunca digas nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celia, a mi edad y por tiempo de espera no contemplo la adopción, (ya lo miré antes de tener a mi hija, y no era factible el tiempo, entonces estaba casada, ahora separada, así que peor me lo pones)la acogida tampoco me solventa lo que siento ahora, yo quisiera vivir un embarazo de nuevo, sentir dentro una vida. Y la donación de óvulos tampoco la contemplo por mi enfermedad, debería hormonarme muchísimo, yo no puedo acceder a eso porque es contraproducente para mi al haber pasado por un cáncer de mama hormonal...a eso me refiero cuando digo "varios motivos" , que en realidad son muchos, mire por donde mire...es imposible para mi.
      Yo fui donante de óvulos, sé de que va, lo explico en el blog, y mi cáncer de mama y muchos tratamientos que he hecho de fertilidad tienen mucho que ver;) También hablo de ello en el blog.

      Muchas gracias por toda la info guapa, y por entenderlo;) un abrazo!

      Eliminar
  2. Paris, no me puedo ni imaginar lo que debes sentir. En mi caso ya hubiera tenido otro peque pero mi marido no lo ve claro, pero tengo la esperanza que cambiará de opinión.
    Pero estoy con lo que dice Celia, si realmente es algo que quieres hay otras opciones aunque sean más difíciles pero nunca se sabe lo que puede pasar y de momento a disfrutar de tu preciosa hija.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nùria, bueno, te digo lo mismo que le he dicho a Celia en el comentario anterior...en mi caso ya está todo más que contemplado y es inviable. uno muchos factores que son contraproducentes en mi situación. pero gracias...
      Yo también sé que para una mujer que tiene problemas de fertilidad hay opciones, pero mi caso es distinto...soy paciente oncológica y las opciones me van en contra, tengo, pero como te digo son contraproducentes.
      Un abrazooo!

      Eliminar
  3. Hola París, en mi caso, estoy con tratamiento FIV y es muy duro, porque no llega pese a que lo intentamos... Lo que pasa es que tras un año y medio de lucha -seguimos en ello, la verdad, de hecho estoy en betaespera-, estoy -estamos, mi pareja y yo- cansada de que mi vida gire en torno a eso. Debe ser algo hermoso, pero no lo es todo y hay que aprende ra vivir con lo que se tiene que, al menos en mi caso, es mucho. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo,
      tu estás cansada de que tu vida gire en torno a eso con un año y medio en búsqueda? yo me di cuenta que no podía más cuando llevaba 8 años, pero seguí un año y pico más, y tras este tiempo desistí...porque ya no quería seguir perdiendo el tiempo y mi vida...entonces llegó, de manera natural porque en las últimos tratamientos me chutaron el doble de hormonas, así que yo sé que fue gracias a ello, aunque viniera de manera natural.
      Por suerte puedo cada día disfrutar mi maternidad ,cuando ya la daban los médicos por vencida, y hasta yo! pero estoy feliz por ello, y claro que sé vivir con lo que tengo, lo hago todos los días...y encantada de la vida, pero oye...si pudiera elegir volvería a ser madre porque ha sido siempre mi sueño ser madre de 2 o 3 niños...
      Un abrazo y te deseo suerte en tu búsqueda!!! lo conseguiréis;)

      Eliminar
  4. Como no sentir el deseo de repetir, como no te voy a entender...
    Pero por suerte conseguiste sentirlo y tras luchar tener tu recompensa, ganar la batalla al cáncer y seguir aquí, siendo la mamá maravillosa que eres. Yo tengo el sindrome bebeciano sin duda y ojalá pueda repetir algún día. No t doy consejos xq ya has buscado alternativas de sobra, q t conozco. Y no te digo que disfrutes de lo que ya tienes porque bien se que lo disfrutas. Un super abrazo campeona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaaj Ariel!!! yo sé que me entiendes...recuerdas las ganas que tenías tu de ser mami? que te pasabas por aquí a leerme y me ibas contando? pues mira...como pasa el tiempo eh!
      Y ahora estáis en búsqueda de un hermanito?
      Muchas gracias por tus palabras niña, un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  5. Hola. te entiendo perfectamente pero no te arrepientas de la decisión de no congelar los óvulos en ese momento tan traumático de tu vida porque justo en ese instante lo más importante era que tu salieras adelante para disfrutar del día a día de tu bebé... Creo que todas pasamos por esa necesidad de tener otro bebé pero no siempre es posible pero no debemos agobiarnos... es mejor vivir el momento y no atormentarse o arrepentirse de alguna decisión del pasado... ánimo . Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Marta, no me lamento, pero no puedo evitar ese instinto y las ganas de volver a repetir la maternidad. Es algo que nos pasa a todas las mujeres en determinado momento de su vida, y luego piensas...bueno...nunca se sabe, quizás en un futuro...pero en mi caso ya sé que no hay futuro y entonces es cuando me pongo triste. Aún así estoy feliz de ser madre, de haberlo logrado y disfruto el día a día de mi princesita Fiera.
      La pena que tengo es dejarla sin hermanitos...pero se me pasará.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  6. Jo, tiene que ser muy duro. Mi cuñada casi se nos va cuando nació mi sobrino, estuvo tres horas sin parar de sangrar y finalmente la cosa terminó en un histerectomía. Ha sido difícil para ella sobrellevarlo, porque la gente que no sabe lo que pasó, le preguntan que si no se anima a por el hermanito y con un nudo en la garganta les contesta que no. La verdad es que si es por decisión propia tienes el consuelo de haber elegido libremente, pero sin esa posibilidad... tiene que ser durísimo. Un abrazo y mucho amor nena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, siento lo de tu cuñada!! yo lo pasé muy mal y casi me voy al otro barrio tras mi cesárea también, pero aún así repetiría la experiencia, imagínate.
      En fin, sé que lo que tengo es lo mejor que me ha pasado en la vida, y me consuela saber que por lo menos logré tener a mi hija. Un besazo y gracias guapa.

      Eliminar
  7. Hola! Nunca había comentado aunque te leo seguido, pero justo ahora quería decirte que, aunque es absolutamente comprensibel lo que sentís, y no queda otra que sentirlo, en algún momento tenés que "perdonarte" (lo pongo así entre comillas porque no es eso exactamente pero más o menos), porque hiciste lo que pudiste, cuando pudiste y como pudiste. A la distancia uno puede preguntarse "y si...?" pero en ese momento lo que lograste hacer fue eso, ni más ni menos que pelearla y ganar, aunque hubiera pérdidas y renuncias en el camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bárbara, Bienvenida!!!!

      Pues muchas gracias por tus palabras. Sí, mi decisión fue un poco mal tomada por la presión y el shok del momento de mi diagnostico, pero bueno,seguramente no hubiera tenido la oportunidad igualmente de volver a repetir la maternidad, pero no es lo mismo desearlo y no poder que tener ahí una opción y elegir....
      Aún así estoy genial y feliz con mi maternidad, la penita es también por no poder darle hermanitos a mi hija.

      Un abrazo!

      Eliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails