lunes, 16 de marzo de 2015

¿Y cuando papá y mamá ya no quieren estar juntos?

 
 
 
No había tratado este tema jamás en mi blog de manera como ahora lo voy a hacer, pero creo que es necesario, pues estoy segurísima que puede ayudar a más de una madre o padre en la misma situación.
 
Afrontar una separación/divorcio para un niño es durísimo, pero con mucha paciencia podemos hacerlo lo más llevadero posible.
 
Hay mucho que hablar sobre este tema, pero hoy me voy a centrar en el momento que uno/a decide separarse, a pesar de los hijos.
 
A veces vamos alargando situaciones que no queremos seguir viviendo, y no nos damos cuenta de que el tiempo no solo pasa sino que también nos pasa factura, tomar una decisión como divorciarse con hijos de por medio, es como si te clavaran mil puñales en el pecho para ti y para tu pareja.
Pero hay momentos en la vida que separarse puede ser la mejor opción también para tu hijo/a, cuando las situaciones se descontrolan entre los padres, los niños lo sufren por partida doble, hay que saber decir "basta" y tomar las riendas de tu vida, centrarte y decidir que es lo mejor que podemos hacer.
 
 Mi hija no merecía vivir las discusiones que yo podía tener con su padre, y eso que nunca fueron delante suyo, pero sí estaba en su habitación por ejemplo, mientras nosotros discutíamos en el salón o la cocina, y ella aunque creyéramos que no se enteraba de nada, estoy segura de que sí lo hacía, por eso un día tomé la decisión final.
 
Mi matrimonio ha tenido momentos muy muy felices, mi vida desde que lo conocí fue maravillosa, pero tuvimos que afrontar muchos duros momentos en nuestra relación con el paso de los años, momentos como mis enfermedades, depresiones, infertilidad etc...y fuimos capeando todos los obstáculos que se nos fueron poniendo por delante, pero esto también pasa factura, y finalmente el fuego se fue apagando, aunque siempre suele pasar que por uno se apaga más que por otro. Todo suma, y lo que antes te parecía una tontería, acaba pareciendo algo odioso e insoportable.
 
Yo he pasado casi 25 años con el padre de mi hija, de los cuales  16 fueron de matrimonio y los 11 primeros los pasamos sin hijos, solos los dos con nuestro querido amigo Jahari, (nuestro perrito que falleció el verano pasado con casi 15 años, cuanto lo echamos de menos).
Pero los buenos momentos tras tantos intentos fallidos de ser padres se fueron enfriando, y sé que en gran parte eso hizo que todo cambiara.
Después llegó nuestra hija, y aunque éramos muy felices, él no estaba tan preparado como yo creía para ser padre y muchas cosas se las pasó por alto...y para mi fue la guinda del pastelón.
A partir de ahí todo cambió en nuestra relación, y yo pasé a ocuparme más de mi hija y dejarlo a él un poco a su bola, pero a él ya le venía bien así, y yo no lo veía tan bien, la verdad.
 
Como no quiero sacar trapos sucios, corramos un tupido velo....
 
Siempre pensamos que nunca es el mejor momento para separarse, ¿qué dirá la familia? ahora estoy embarazada, ahora somos padres, por mi hija que no puedo hacerle esto etc etc...
 
¿Nunca lo es? Yo creo que el mejor momento es justo el momento en que tú lo decides, el momento en que lo coges, lo sientas y habláis largo y tendido, ese es sin duda el mejor momento, y si lo hacemos con calma todo puede salir bien, lo importante ya no eres tu ni él, lo importante es nuestro hijo/a.
 
Yo le di la noticia definitiva justo en el momento en que me diagnosticaron mi segundo cáncer, ¿porqué? por varios motivos, la verdad, pero entre ellos uno era que necesitaba la mayor tranquilidad posible para curarme totalmente, y con él no la iba a encontrar. Justo en aquel momento teníamos más discusiones que nunca.
 
Así que a mi hija se le vino el mundo encima, sí, el inicio de la etapa escolar, nunca había salido de las faldas de mami,  la abuela o la tía y ahora de repente cada día estaba en una clase llena de niños pero mamá no estaba , a esto le siguió el cambio físico de mamá, a mamá se le cayó el pelo con la quimioterapia y una niña de 3 añitos recién cumplidos no podía comprenderlo, y finalmente, en todo este proceso, papi dejó de dormir bajo nuestro mismo techo...esto para cualquier niño es un palo bien gordo, os lo digo yo.
 
Mi hija estuvo muy mal durante 3/4meses, llegamos a asustarnos, así que quisimos hacerlo de la mejor manera posible para ella, y papi venía todos los días a jugar con ella, incluso si alguna vez hacía falta se quedaba a cenar o a dormir. 
Yo pasaba con ella todo el tiempo que podía o que la enfermedad me permitía, y entre todos le dábamos muchísimo cariño y comprensión, pero ella se convirtió en otra niña, siempre triste y enfadada...fue muy duro, no puedo mentiros, en su día escribí sobre ello AQUÍ.
 
Poco a poco el tiempo lo fue poniendo todo en su sitio, pero yo sé a ciencia cierta que el llevarnos lo mejor posible su padre y yo, incluso dejar que pasara todos los días con ella a pesar de estar separados él y yo, a ella le vino muy bien como adaptación.
 
Su papi volvió un tiempo para instalarse en otra habitación, ya no éramos pareja pero sin embargo sigue siendo y seguirá siendo el padre de mi hija, y una persona muy importante para mi. Yo no puedo destruir esa relación, ni quiero. Me separé de mi marido, pero mi hija no tienen porqué separarse de su padre o de su madre, puede seguir teniendo a los dos por igual, y esto siempre lo tuve muy claro.
 
Así que si alguien me pregunta cómo conseguimos que nuestra hija superara esa separación, siempre le digo lo mismo, estamos haciendo todo lo posible para que ella pueda verlo como algo muy natural, y por supuesto no le privamos de su padre ni de su madre, y nunca lo haremos, por mal que él y yo nos lleváramos.
Aquí la custodia está muy compartida y el acuerdo de separación es un documento abierto al dialogo entre él y yo.
 
Por ahora nos funciona, la Princesita Fiera está feliz así, lo entiende, pero es cierto que cuando ve que nos juntamos los 3 para algo, ya sea comer o salir juntos a dar un paseo...ella se emociona tremendamente, pero luego vuelve a comprender que papi y mami ya no se quieren como antes, y que tienen vidas separadas, aunque se vean cada día.
Y para nosotros verla feliz es lo más importante y lo que pasa por encima de todo, pero no por ello seguiremos viviendo juntos o haciendo vida de pareja eternamente. Cuando ya no quieres estar con alguien, lo mejor es dejarlo.
Luego te das cuenta que dar el paso no era tan difícil y que no pasa nada, que nadie se muere por ello y que todo el mundo lo supera tarde o temprano.
 
 

10 comentarios:

  1. Hola: es una situación complicada y algo angustiosa al principio pero ya lo apuntas tu: al final toda la familia lo supera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por lo menos en mi caso, aunque quiero pensar que finalmente toda familia que se separa lo supera, sobre todo los hijos en común;)

      Gracias!

      Eliminar
  2. Ahora mismo es lo que pasa en mi vida (si lees mi última entrada en mi blog lo puedes ver). Es parecido: peque de 3 años, ahora con rabietas, padres separándose y padre a punto de vivir en otra casa. También mutuo acuerdo y que vea él a su hijo todos los días, pasen tiempo juntos, etc Me preocupa tanto cuando empiece a ver que papá no duerme ya en casa...y esto está a punto de suceder. Me sirve mucho leer tu entrada, espero que nos adaptemos y lo superemos lo antes posible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, va a ser duro, eso no lo podrás evitar, pero tratarlo con la mayor naturalidad es lo mejor que podéis hacer, yo al principio le decía que papi estaba trabajando, y cuando quería llamarlo lo llamábamos por tf, solía ser al despertar por la mañana para irse al cole...así estuvimos llamándolo durante el tiempo que ella me lo pidió, pero lo veía todas las tardes, le habría la puerta de casa y él pasaba su rato con ella, cada uno tenía un horario para disfrutarla...
      Si necesitas algo no dudes en decírmelo. ya verás que todo irá bien...tiempo al tiempo. Ah! y sinó que venga a dormir a casa los fines de semana...así se irá a costumbrando entre semana el no verlo, y cuando ya no lo vea tampoco los findes, ya no será tan duro el cambio. yo también lo hice así!
      Un abrazoooo

      Eliminar
  3. Hola. Suelo leer el blog de Mo, blogueando de mi peque y otras cosas. Acabo de entrar y muchas veces miro los blogs que ella tiene referenciados. El título de tu post me ha llamado la atención y he entrado. Yo soy madre primero separada y después divorciada. Tengo un hijo mayor de este matrimonio. Me divorcié cuando el peque acababa de cumplir cuatro años y hacía medio año que se le había diagnosticado un trastorno de espectro autista. La separación la pedí yo y fue dentro de lo que cabe, de lo más civilizado. Nuestro hijo ya tenía muchos problemas para que nosotros le pusieramos otros más sobre él. Con los años ha rehecho mi vida. Llevo diez años viviendo con mi actual pareja y mi hijo mayor tiene ahora un nuevo hermanito de cinco años. Una vez hice un post sobre ello. Te dejo el enlace por si te apetece leerlo. Lo escribí para que las parejas vieran que hay muchos más tipos de familia que las familias convencionales y que dentro de estas también caben perfectamente los padres de todos nuestros hijos, aunque no todos los miembros de mi familia vivimos debajo de un mismo techo. Que tengas mucha tu vida. Que tengais mucha suerte los tres en vuestras vidas.
    https://deazulaverde.wordpress.com/?s=el+amor+es+ciego&submit=Buscar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deazulverde, muy buen apunte este tuyo
      "hay muchos más tipos de familia que las familias convencionales y que dentro de estas también caben perfectamente los padres de todos nuestros hijos".
      es algo que muchas mujeres cuando se separan pasan por alto, olvidan que un día quisoeron a ese hombre, y que de dicho amor el fruto fue si hijo/as, pr muy mal que se termine con una pareja creo que todos deberíamos hacer el esfuerzo de hacerlo de la mejor manera por nuestros hijos, y no por nosotros mismos...fastidiar a tu ex con la custodia de tu hijo es muy triste, el perjuducado siempre será tu hijo.
      Gracias por contar tu caso, pasaré a leer el post que me dices ahora mismo.
      Me alegro que todo te vaya bien en tu nueva vida.
      gracias por todo, un abrazo!

      Eliminar
  4. Lo primero de todo felicitarte porque por lo que cuentas lo estáis llevando muy bien y de forma muy civilizada. Cuando las cosas se hacen bien todos salimos ganando.
    No deja de darme pena ya que yo en mi posición veo muchas parejas que se separan y no dejan de pelear, se hacen putadas con las horas de custodias, denuncias... ¿no se dan cuenta de que el más perjudicado es el niño? Parece que no y eso me parte el alma en dos.
    Ojalá más personas llevasen su separación tan bien como vosotros.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también encuentro lo que describes a mi alrededor, la verdad que también me parece fatal, pero también voy a confesarte que cuando todo estalla lo único que piensas es en quedarte con tu hijo, si el otro cónyuge no está de acuerdo es cuando empiezan las peleas de verdad, las amenazas y el problema con los horarios y custodias del hijo en común, ese es el primer momento de rabia e impotencia, lo único que quieres es hacerle daño...y acabas metiendo a tu hijo como moneda de cambio...gran error. Nosotros tuvimos ese momento de rabia elevada al cuadrado, entonces entendí que en un momento así todo puede suceder... entendí que otras parejas llegaran a eso, a jugar con las custodias de los hijos y demás...yo podría haberlo hecho, pero por suerte yo dejé que el tiempo fuera enfriando todo y mientras pude luché con todas mis fuerzas para que entendiera que lo mejor era separarnos de buen rollo, que a su hija no la iba a perder, yo no iba a permitirlo.
      Y me cpstó mis lagrimas y disgustos hasta que más o menos lo va aceptando...

      Eliminar
  5. Siempre he leido tu blog, pero nunca he comentado, y hoy no me queda más remedio que hacerlo. Yo estoy en ese momento en que no sé si separarme o no, discutimos mucho y no nos entendemos y eso que llevamos desde los 17 años juntos, tengo 34 años y un hijo en común que acaba de cumplir 2 añitos. Me da miedo porque tenemos una hipoteca y vivimos en una casa alquilada; cuando tuvimos a nuestro hijo decidimos que yo me pidiera la reducción de jornada, por lo que solo gano 600 €, no sé si llegaré a fin de mes con ese dinero y por otro lado, me temo que si nos separamos lo echaré muchísimo de menos, siempre fue mi mejor amigo, pero ahora todo es tan difícil....como supiste que ya no querías estar más con él??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Araceli, si quieres hablamos por privado en cualquier momento, puedes enviarme un mail a parís_1972@hotmail.com
      Entiendo la situación, sé que no es fácil romper esa vida acomodada, pero de todo se sale...yo he tocado muy hondo, y estoy aún aquí. contáctame y hablamos;)
      Un abrazo!

      Eliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails