jueves, 4 de junio de 2015

¿Cortas las alas a tu hij@?

 
Cuando yo era pequeña no fui de colonias hasta que tuve unos 11 años, casi ya al final de la EGB. Pero tampoco hice mucho más, yo fui una niña que no dejaban ir a ningún sitio, soy la única chica entre 4 hermanos, y mis padres, sobretodo mi padre, no era partidario de que yo, la niña, se fuera por ahí a dormir fuera de casa a saber dónde...no es necesario decía.
 
Y así me pasó con todo, poco pude hacer yo mientras era menor de edad, no fui a colonias cuando el resto sí iban, incluso en 8 de EGB me concedieron una beca para estudiar Inglés en Inglaterra porque mis notas eran sobresalientes (solo en esta asignatura) y mi padre no me dejó ir, así que en mi lugar se fue otra y yo perdí aquella oportunidad. Y mira que intentamos todo el mundo convencer a mi padre, incluso mi madre y los profesores hablaron con él, pero mi padre en plan sargento siempre dijo NO, la niña no se va a ninguna parte.(Esto daría para otro post).
 
Pero eso no es todo, tampoco podía ir al cine con mis amigas, ni a dormir a casa de nadie cuando los demás sí lo podían hacer, así que yo no entendía nada, siempre era la que llamaban "entre algodones" (confesión blogueril) y qué curioso, porque ahora me viene a la mente alguien importante en mi vida  que me dedicó una canción escrita por él llamada "Entre cajas de algodón". Así que todo tiene relación.
Pero no confundamos, no he sido para nada, una niña consentida, al contrario, todo eso hizo que me rebelara muy guerrera, y de consentida nada, en mi casa yo era "uno" más, siempre he dicho que he sacado mucho gen masculino, la parte más fuerte en mi es gracias a todos mis hermanos, y es normal, porque tantos años conviviendo con chicos es lo que tiene, que aprendes de todo, desde defensa personal, hasta fútbol y jerga masculina jajaja, y lo mismo te cuelgo un cuadro, que te cuelgo una estantería o te hago un plato para chuparte los dedos, y mi faceta femenina la tengo ahí eh...también bien desarrollada, no os vayáis a pensar que no.
 
Pero bueno, que me ando por las ramas y éste no era el post en realidad.
 
La cuestión es que después de mi experiencia mientras estuve en el colegio, siempre dije que cuando fuera madre yo no sería igual que mi padre, que no sería tan estricta, que mi hija no sufriría tanto en ese aspecto como lo he sufrido yo, así que la dejaría ir a más sitios de los que pude ir yo de pequeña.
 
Pero eso es lo que dije, y luego, como todo, cuando eres madre del dicho al hecho hay un trecho, y yo me he tragado muchas cosas que la maternidad me ha hecho ver y antes no las veía.
 
Por lo tanto, el año pasado la Princesita Fiera que iba  a P3, no la dejé ir de colonias, me negué en rotundo,su padre decía que sí, y yo que no, los profesores hablaron conmigo, incluso la directora, y yo que NO, y así fue, ella se quedó en casa conmigo mientras su curso pasó 2 noches fuera de casa , en las colonias.
No me arrepiento, sigo pensando que a esa edad era innecesario.
 
Pero este año , a pesar de no estar muy convencida tampoco, dije de dejarla ir. Ella al principio no quería, pero luego empezó a decirme que sí...así que la dejé ir, aunque en el último momento me estaba arrepintiendo y poco me faltó para no dejarla ir...
 
Y se fue.
Yo creí que lo iba a pasar mal por las noches, pero volvió encantada!
Yo sufriendo aquí sola en casa, pensando en si lloraría, en sí me echaría de menos, y la niña lo primero que me dijo al bajar del autocar fue "Yo me quería quedar", jajaja toma ya!
 
Así que madres sufridoras como yo...no vale la pena, mirar luego como nos lo pagan jajaja, mi hija una vez ya en casa tranquilamente me dijo lo mucho que me había echado de menos, pero también lo bien que se lo había pasado, y eso me dio muchísima tranquilidad.
 
Ahora sé que seguramente irá a las próximas en P5...
 
Y que decir No, a veces no es una ventaja, sino todo lo contrario.
 
 

6 comentarios:

  1. Pues que sepas que mi hijo está en P3, y se van de excursión a pasar el día, de 9 a 17, dentro de dos semanas, y como no ha habido suerte en el sorteo y yo no puedo ir he decidido que él tampoco... Porque nació en diciembre, y al mediodía le lleva mi madre a comer a casa, y echa siesta... y me parecen muy pequeños para tantas horas, la verdad. Así que no eres tan rara, creo, y dos noches fuera de casa con esas edades me parece una barbaridad. Fíjate que todavía no ha habido un día que yo haya llegado más allá de las ocho de la tarde, precisamente porque creo que todavía me necesita a esas horas de cenar y echarse a dormir... Que ya habrá tiempo, y pienso que quizá porque el año pasado no la dejaste, y la protegiste, que ella este año lo haya pasado tan bien, porque va con suficiente "equipaje" como para ir tranquila sabiendo que mamá le espera en casa. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te entiendo, también he sido madre de mirar las siestas , si ella necesitaba su siesta y donde iba no podía hacerla pues no iba. Pero en P3 no hicieron salidas tan largas, volvían a comer a casa o al cole. lo que sí hacían eran las colonias, las 2 noches fuera.
      Así que te entiendo perfectamente, ya tendrán tiempo;)
      un abrazo

      Eliminar
  2. A mí también me parecen muy pequeños para pasar noches fuera, si fuese excursión no lo dudaría pero con noches fuera... Es que a mi eso de dormir con gente extraña nunca me gustó.
    Pero me alegro de que cambiases de idea de que tu hija lo disfrutase, esos campamentos suelen ser lo más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, al final estuvo bien dejarla ir, he visto hasta videos que les han hecho y está clarísimo que lo han pasado bomba, y los agotan a tope para que las noches no nos puedan echar de menos, así que estoy encantada de haberla dejado.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Chica a mi tampoco me dejaban ir a ninguna parte pero yo me rebelaba y buenos palos que me costó. Mi niño aún es muy pequeño para pensar en noches fuera de casa, pero yo no le cortaré las alas, si él quiere ir y veo que es seguro irá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo mismo que yo niña, yo además tenía unhermano mayor, pero él no saliía ni le gustaba ir a nigún lado, así que el camino tenía que ir abriendo yo como podía y lo mio me costó por ser la niña. Detrás mío venían mis otros 2 hermanos pequeños y lo tuvieron mucho más fácil.

      Eliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails