jueves, 17 de septiembre de 2015

Querida Rutina



Querida rutina:

No sé si darte un abrazo o mandarte a tomar por culo. Te doy el beneplácito de la duda en este momento de mi vida, pero si te llego a escribir esto hace unos años, justo antes de ser madre, claramente te hubiera enviado a tomar viento fresco.

Y es que yo siempre te he odiado, no quería verte ni en pintura.
No me gustaba que te instalaras en mi vida un día sí y otro también, así que hacía todo lo que estaba en mis manos para que tú no aparecieras por mi vida jamás, y de hacerlo que fuera más bien tarde que temprano, y a pesar de tanto esfuerzo, no siempre lo conseguía, pero oye, yo lo intentaba con todas mis fuerzas.

Pero resulta que , como todo, hay un antes y un después. Y ser madre se ha convertido en la necesidad de unas rutinas.
No sé si esto viene en el pack de la maternidad, como tantas otras cosas que NO pedimos pero que ahí te las encuentras. Y por eso te digo, que llegados  a éste punto, no sé si darte las gracias o echarte a patadas, otra vez.

Si yo quiero romper la rutina no puedo hacerlo fácilmente, sobre todo porque entonces interfiero en las rutinas de mi hija, y me doy cuenta que mi hija, te necesita.

Pero es que siempre vienes cargado con un cohete en el culo!

Ha sido empezar el cole y ya me tienes con la lengua fuera todo el día, ¿cómo es posible?
Nos levantamos cada día a la misma hora, desayunamos viendo la tv, cargamos la mochila y nos vamos al cole.

Pero claro, luego viene lo bueno....

En el horario en que mi hija está en el cole, yo aprovecho para hacer todo aquello que NO puedo hacer estando con ella, además de dejar la casa lista, hacer la comida , la cena, la compra y trabajar fuera de casa , todavía tengo que tener fuerzas para ir un rato al parque cuando recojo a mi hija del colegio, después baño, cena y a dormir.
A todo esto hay días que no paso por casa desde que la dejo en el cole hasta que la vuelvo a recoger a la tarde, después de comer...pero sabes una cosa?? es que a las madres no nos cunden las horas!!!

Necesitamos más horas, ya no puedo más.

No era animal de costumbres, pero ahora parece ser que sí.

¿Esto es parte de la maternidad? dime si es normal volverme loca intentando llegar a  todo lo que NO puedo hacer mientras  estoy con mi hija.

No puedo más, llevamos 3 días y hoy me siento como si lleváramos 6 meses, qué horror! como si un camión de 20 toneladas me hubiera pasado por encima.

Literalmente agotada. ¿porqué?

Lo bonito que es no tener horarios de comida, ni de sueño, ni de parques, ni mandangas...qué bonito sería vivir en plan ciudad sin ley...o tampoco tanto, pero tenemos que seguir estrictamente unos horarios para asegurar el descanso de nuestros hijos... y nuestro descanso...¿quien nos lo asegura?

Hoy no puedo más, recuerdo hace unos días cuando deseaba volver a verte, tanto te echaba de menos...parecía que este momento no iba a llegar nunca, y ahora que ha llegado, te pido por dios que me des un respiro.

¿Has de volver a mi vida a la fuerza? pues vale, te dejo volver, pero por favor...hazlo con tranquilidad, que una  ya no está para según qué trotes!




4 comentarios:

  1. Me siento totalmente identificada contigo. Soy perfectamente consciente de que desde que tengo a mi hijo seguir una rutina es algo obligado, pero esta semana que ha empezado el cole también por la tarde, y el señorito ha decidido que es muy mayor para echar siesta, no ha habido tarde que no haya terminado llorando de puro agotamiento, y sólo uno de estos tres días no se ha dormido con la congoja todavía encima... Y yo me voy de casa antes de las ocho, y llego pasadas las seis y media, y me pasa como a ti, hay cosas que NO puedo hacer mientras estoy con mi hijo, no puedo porque él me necesita a su lado aunque ya juegue solo, y tampoco quiero porque es tan poco el tiempo que nos queda hasta que a las ocho y media cae rendido que hay que aprovecharlo. Y sin embargo cuando se ha dormido yo estoy también agotada, sin fuerzas ni para planchar, ni para hacer esa quesada que pensaba poder hacer esta semana que (por fin, inocente de mí...) iba a empezar el cole por la tarde y se iba a terminar el descontrol... En fin, gracias por el post pues me he sentido muy comprendida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra saber que no soy la única "rara" a la que no le gusta la rutina, en realidad la odio, pero reconozco que a nuestros hijos les viene bien. el problema es el estrés al que me lleva a mi dicha rutina, siempre con prisas para todo, agotada. Una de 2, o nos tenemos que encargar de menos cosas, o que el día sea más de 24 h.

      un abrazo

      Eliminar
  2. Hola. con hijos la rutina forma parte de su/nuestro día... También echo de menos el tiempo que tenía para mí y mis temas sin estar obligada a mirar el reloj cada instante... pero no hay otra!... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, eso del tiempo que teniamos para nosotras ya es otra historia...todo llegará. pero de momento, ahí estamos, no nos queda otra que "soportar la rutina". Un besazo

      Eliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails