jueves, 8 de octubre de 2015

Tiroides, hipotiroidismo, hipertirodismo, bocio y cáncer,



Ahora que se acerca el día mundial contra el cáncer de mama, me gustaría hablaros del cáncer pero en esta ocasión no del de mama, sinó el cáncer de tiroides. Un cáncer también silencioso que llega cuando menos te los esperas y te pone todo patas arriba también.

Últimamente he leído algún post relacionado con la tiroides,Mamá sin complejos y Una madre como tu, pero no he leído ninguno en dónde te explique qué es el cáncer de tiroides y en qué cosiste su tratamiento, y yo como lo he pasado y sufrido en mis carnes también, pues creo que sería bueno hacer un post al respecto, un post más informativo y que sirva para concienciar también, porque sigo pensando que hace mucha falta, ya que personas concienzadas me encuentro a menos de las que me gustaría.

También es verdad que en este blog he dado alguna que otra pincelada sobre este tema, pero lo he pasado más por alto, no he entrado en detalles porque en la actualidad el cáncer que me tenía pillada era el de mama, y el otro ya lo superé en su día también y no quería parecer pesada, pero finalmente creo que puede resultar interesante, y poneros a más de una la mosca tras la oreja igual hace que os pongáis las pilas y visitéis al endocrino.

¿Cómo lo llegaron a diagnosticar? ¿qué sentí yo para acudir al especialista?
La primera vez que encontré algo en mi cuello era del tamaño de un guisantito, minúsculo, que creí que era un ganglio (típica sospecha que tenemos siempre para autoconvencernos que todo está normal).
Cuando creció decidí ir al endocrino, era más grande, pero tampoco me alarmé. En la consulta con ecografía deciden biopsiar (se llama PAAF "punción-aspiración con aguja fina"). Días después el resultado sale "normal" eso me dicen, y yo me quedo tan pancha y me olvido, pero me recomiendan controles cada 6 meses. 
Vuelvo a mi vida normal, y aquello sigue creciendo, la siguiente revisión me la salto, cosas de mi vida laboral y mi vida estresada en general, mal hecho, muy mal.
Y no vuelvo al médico hasta que me asusté un día que perdí totalmente(literalmente) la voz, estaba manteniendo una conversación y se fue...me quedé muda. Cierto que antes alguna vez anunciaba ronquera, pero seguí sin hacer caso, incluso ya tenía problemas para deglutir e incluso respiraba con dificultad.
Llamé urgentemente a la consulta y explicando mis síntomas me dieron visita rápida, todo por el seguro. De nuevo más pruebas, analítica, eco y PAAF de nuevo. (creo que me han biopsiado el cuello 5 /6 veces en total). 

Diagnóstico:
Carcinoma papilar de tiroides (Tumor maligno)con afectación a ganglios recurrenciales y cervicales, 
Múltiples nódulos multisatélites.
Bocio.

Así, todo juntito, tenía de todo como podéis ver.

Esta imagen muestra un pequeño abultamiento de la tiroides, Bocio.

El bocio es algo más común de lo que parece, es un agrandamiento de la glándula tiroides, siempre que te salga un bultito en el cuello no lo dejes, haz que te lo revise el endocrino. El bocio puede hacer que tu glándula tiroides no trabaje tan bien como debe hacerlo, y la glándula de la tiroides es la que regula todo tu organismo. Pero hay varios tipos de bocio, no significa que todos te produzcan mal funcionamiento de la tiroides, quizás tienes bocio y tu tiroides sigue funcionando correctamente.

Los cambios bruscos hormonales, como por ejemplo en el embarazo , pueden crearte un hipotiroidismo o hipertiroidismo, dos dolencias que pueden también ser producidas por otros factores, así que siempre  es recomendable tener controles hormonales, tanto durante el embarazo como fuera de él.
También si tu madre tiene antecedentes de problemas de tiroides, con toda probabilidad tu también los tendrás más tarde o más temprano.
Así que tenlo en cuenta.
El hiper y el hipotiroidismo, se pueden controlar con hormona sustitutiva, a veces durante cortos periodos de tiempo y otros, en cambio, es necesaria para toda la vida, este es mi caso por ejemplo.



"Las hormonas tiroideas regulan el metabolismo y la función de diferentes órganos.
Las dos hormonas tiroideas (T4 y T3) regulan el metabolismo corporal y la función de los órganos. Cada una de las células depende de las hormonas tiroideas para su crecimiento normal y desarrollo, y para regular funciones tales como la producción de energía y calor.
Las hormonas tiroideas afectan la frecuencia cardíaca, el nivel de colesterol, el peso corporal, el nivel de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, la memoria y muchas otras funciones." (fuente Glándula Tiroides).

Tras mi diagnóstico me quitaron completamente la tiroides (Tirodectomia radical), me quitaron el tumor maligno (tumorectomia), los nódulos, los ganglios recurrenciales afectados (linfadenectomía) y una paratiroides (glándulas que regulan el calcio y el fósforo en sangre).
Desde entonces he estado más enferma que sana, la tiroides regula muchos órganos de tu cuerpo, y mi cuerpo va más forzado de lo normal, me afecta a los huesos incluso. Al no tener tampoco las mismas paratiroides que todo el mundo(tenemos 4 normalmente y yo tengo 3) el calcio en mi sangre tiene problemas para regularse. de ahí las hipocalcemias que sufro y hasta los ataques de tetania que me dan (podéis leer aquí lo que es y lo que me pasó estando con mi hija en el metro hace tan solo unos meses).

Ahora sigo con medicación extra, y aún así no sube mi nivel de calcio en sangre, por lo que en la siguiente visita si no hay cambios importantes, mirarán minuciosamente mis paratiroides.


Y después de la extirpación de un tumor maligno en la tiroides ¿qué ocurre? ¿qué tipo de tratamiento te espera? ¿te dan quimioterapia, radioterápia? ¿Radioyodo?

No quisiera hace un post tan largo, así que si os parece interesante lo dejo para otro post.



6 comentarios:

  1. Pues si me interesa, porque yo soy hipotiroidea, con síntomas como los que describes y alguno mas. Con pastillita de por vida Eutirox 125 y revisiones cada 6 meses.
    Mi madre no tiene tiroides pero mi padre si y mis tías y mi prima también. De hecho mi prima desde hace casi 20 años padece cáncer, primero de tiroides y años mas tarde bulto en axila, en el pecho y tras ganarles la batalla a todos.. ahora tiene varios en la médula.
    Y mi tía tiene cáncer de mama. No se si es casualidad, pero en mi familia el que empieza con tiroides...acaba con cáncer, así que fíjate si me interesa todo lo que me puedas contar de tu experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mia Ariel Pop, vaya entorno el tuyo joer...tu prima ya merece curarse definitivamente, mucho ánimo para ella!
      Tu eres Hipo? no sabía, pero desde el embarazo o de antes?
      Y cuando dices que tu madre no tiene tiroides, es que se la quitaron?
      Pues en nada cuento el resto guapa, un abrazo!

      Eliminar
    2. Si vieras a mi prima, el espíritu tan fuerte que tiene, como saca fuerzas, sonríe, baila, en 1 año ella concentra 2 de cosas buenas. Es de esas personas bonitas por dentro y por fuera.
      Yo soy hipo desde hace mas de 3 años, de hecho el hipotiroidismo fue una de las causas de mi infertilidad y de un aborto. Ya sabes que se dispara en el embarazo y si no te modifican la dosis pues... A mi nadie me avisó y cuando fueron a subir la dosis ya era tarde...
      Y en el siguiente embarazo tampoco me iban a mandar analíticas tempranas! Tuve que ir por privado y contrareloj.
      Mi madre me refería a que no tiene problemas de tiroides,que no me he expresado nada bien.

      Eliminar
    3. Parece una gran persona tu prima, dale un fuerte abrazo de mi parte, aunque no me conozca.

      Y en tu caso cuanto me alegro también que dieran con la dosis perfecta y tu embarazo fuera a término sin problemas. Un besazo guapa!

      Eliminar
  2. Gracias por esa información vital.
    A mí me salió un bulto en el cuello y todos pasaban de mí. Decían que era muy joven. Finalmente me hicieron una biopsia porque yo se lo pedí a mi tía, médico en un hospital, sino ni me la hubiesen hecho. Y la doctora que me la hizo repitió que era muy joven. Me indigné un poco, como si no hubiese niños con cáncer.
    Finalmente no era nada más que un ganglio inflamado que ya no tengo. Pero sentí que pasaron de mi.
    Besoa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tengo que decierte que esa es la historia de mi vida y mira, he pasado ya por 2 cáncer, el primero tenía 32 y el siguiente 40, así que ya ves. Pero tengo amigas que tienen 20 y pico y ya son pacientes de onco. Así que cuando a mi me dicen que soy joven para esto o lo otro, perdoname, pero me rio en su cara y le digo que se lea mi historial.

      Una pena el poco tacto que a veces encontramos.

      un abrazo, y me alegro que no fuera nada más que un ganglio.

      Eliminar

Hay algo que quieras compartir conmigo?pues adelante, este es tu sitio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails