viernes, 27 de marzo de 2015

Captar esos momentos entre madre e hijo/a me emocionan.

 
A pesar de que nos leemos en los blogs y comentamos por las redes sociales, muchas veces no sabemos a qué se dedica esa persona, y quizás su profesión podría ayudarnos en algo, si eres abogada podrías asesorarme en algún tema que necesitara, si eres pediatra quien no te iba a consultar alguna cosita de nuestros hijos..., si eres cocinera me darías un truquito para esa receta maravillosa, si eres fotógrafa  quizás estés buscando que alguien te haga unas bonitas fotos de familia, por ejemplo, como es mi caso.
 
Así que he visto que algun@s no os habéis dado cuenta que soy fotógrafa pues os lo cuento aquí mejor, y que mejor que enseñaros un poquito de mis trabajos. Bueno, otr@s much@s sí lo sabéis y además habéis pasado por mi cámara, sobre todo algunas blogueras y algún que otro bloguero;) jeje
 
Hago todo tipo de fotografía, pero estoy especializada en fotografía infantil, la de familia, niños, bebés , embarazos y recién nacidos, bueno...todo lo que rodea a la familia, para resumir.
 
Ya sabéis, los que me seguís, que he estado un tiempo parada por el tema de mi cáncer de mama, pero ahora que me siento algo más fuerte estoy retomando poco a poco mi vida laboral, además de que lo echaba mucho de menos y tenía ya ganas de coger mi cámara.
 
Y qué mejor reestreno que hacerlo con unas sesiones de "Piel con Piel" de la lactancia materna.
Era algo que me faltaba en mi repertorio, y estoy disfrutando mucho y emocionándome con este tipo de fotografía, de verdad.
Captar esos momentos entre madre e hij@s es enternecedor, y cuando me pongo a editarlas en mi pc, en mi intimidad...me resulta muy emotivo haber captado esas miradas de complicidad y de amor entre ambos. ya sabéis a lo que me refiero si sois madres igual que yo.
 
Ahora tengo bastante trabajo, no me puedo quejar, hasta tengo algún encargo en Madrid (yo vivo en Barcelona)en otro tiempo no me había planteado moverme de mi ciudad, pero esta es otra faceta nueva a la que espero sacar rendimiento en un futuro, así que si a ti te apetece una sesión familiar, o de tu embarazo, o lo que sea...no me descartes por no vivir en tu ciudad, porque si consigo algún encargo más, además del tuyo, allí que voy!
 
Y no me quiero alargar más, prefiero dejar que las imágenes hablen por si solas ;)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pero bueno, no hago solo fotos de lactancia, hago mucho más, y si quieres ver un poquito más de mi trabajo te invito a visitar mi pág 123Foto By Paris o mi pág de Facebook 123Foto By Paris o en twiter @123FotoByParis o @ParisYMaria.
 
Espero que te guste lo que veas.
 
Feliz semana santa!

miércoles, 25 de marzo de 2015

Querer y no poder, la maternidad...esa maravilla que te atrapa.

 
Poco después de nacer mi hija me entraron de nuevo las ganas de repetir con la maternidad, justo cuando tenía 9 meses mi cuerpo y mi mente me pedían a gritos vivir otro embarazo, tener entre mis brazos otro recién nacido...acunarlo, abrazarlo, quererlo, cuidarlo...y entonces hablé del "Síndrome bebeciano" algo que a todas las mujeres nos pasa poco después de ser mamis.
 
En aquel entonces ya era algo poco viable, mi matrimonio estaba ahí...que no sabías muy bien dónde ni cómo estaba, y por otro lado estaba mi fertilidad, mi salud, no hay que olvidar que la Princesita Fiera llegó al cabo de una larga lucha por la maternidad, pero la cuestión es que vino, contra todo pronóstico y eso fue lo más maravilloso que pudo pasarme en toda mi vida.
 
Pero ahora, cuando ya sabes que tener hijos es imposible de verdad, más ganas tienes de serlo y de repetir aquellos momentos de felicidad, un embarazo y un hermanito/a para mi hija.
 
Pero no...es imposible por un gran motivo de peso, y luego otros cuantos añadidos.
 
Y ahora mi hija está en la edad que me pide un hermanito constantemente y yo no dejo de explicarle que mami no puede, que igual algún día papi le de una hermanita o hermanito con otra mujer, pero mami no puede ya...
 
Y todo porque cuando me diagnosticaron del cáncer de mama no quise congelar mis óvulos. No sé si tomé una decisión precipitada bajo tanta presión.
Había que decidir justo antes de empezar la quimioterapia si quería ser madre de nuevo..."¿quieres congelar tus óvulos antes de empezar?"y mi cabeza solo vio un imposible entonces, y dije que no...pero con el tiempo me he dado cuenta que no es lo mismo tener tus óvulos congelados y tomar tu la decisión de si quieres o no quieres repetir la maternidad una vez todo haya pasado a que ya sepas que es imposible, y querer pero no tener posibilidad.
 
Me resulta triste , la verdad.
 
Pero cuando me siento triste me recreo en los primeros momentos que me regaló mi hija al nacer, miro sus fotos y le cuento a ella su historia, y al mismo tiempo me intento convencer de que todo está bien así, aunque en el fondo no lo esté.
 
Quisiera tener la opción de decidir si un día quiero ser madre de nuevo o no, pero no la tengo, y eso es lo que hace que todo sea más duro de llevar.
 
Seguramente, aunque hubiera congelado mis óvulos en aquel octubre del 2013, cuando todo empezó, ahora, ni en un futuro próximo o menos próximo los hubiera utilizado, pero saber que estaban ahí me hubiera servido de terapia, ahí estarían, y con ellos la posibilidad de volver a repetir en la maternidad un día si quisiera... por propia elección.
 
Me digo a mi misma que no sería bueno tener otro hijo/a, que no sería fácil, por todo esos motivos de peso, incluso que aún congelando mis óvulos no fuera algo sencillo de conseguir pero a veces no es suficiente cuando vuelve a aparecer ese instinto maternal ... y el "Sindrome Bebeciano" y todo lo que te digas o te digan los demás...nunca es suficiente.
 
 
 
 

lunes, 16 de marzo de 2015

¿Y cuando papá y mamá ya no quieren estar juntos?

 
 
 
No había tratado este tema jamás en mi blog de manera como ahora lo voy a hacer, pero creo que es necesario, pues estoy segurísima que puede ayudar a más de una madre o padre en la misma situación.
 
Afrontar una separación/divorcio para un niño es durísimo, pero con mucha paciencia podemos hacerlo lo más llevadero posible.
 
Hay mucho que hablar sobre este tema, pero hoy me voy a centrar en el momento que uno/a decide separarse, a pesar de los hijos.
 
A veces vamos alargando situaciones que no queremos seguir viviendo, y no nos damos cuenta de que el tiempo no solo pasa sino que también nos pasa factura, tomar una decisión como divorciarse con hijos de por medio, es como si te clavaran mil puñales en el pecho para ti y para tu pareja.
Pero hay momentos en la vida que separarse puede ser la mejor opción también para tu hijo/a, cuando las situaciones se descontrolan entre los padres, los niños lo sufren por partida doble, hay que saber decir "basta" y tomar las riendas de tu vida, centrarte y decidir que es lo mejor que podemos hacer.
 
 Mi hija no merecía vivir las discusiones que yo podía tener con su padre, y eso que nunca fueron delante suyo, pero sí estaba en su habitación por ejemplo, mientras nosotros discutíamos en el salón o la cocina, y ella aunque creyéramos que no se enteraba de nada, estoy segura de que sí lo hacía, por eso un día tomé la decisión final.
 
Mi matrimonio ha tenido momentos muy muy felices, mi vida desde que lo conocí fue maravillosa, pero tuvimos que afrontar muchos duros momentos en nuestra relación con el paso de los años, momentos como mis enfermedades, depresiones, infertilidad etc...y fuimos capeando todos los obstáculos que se nos fueron poniendo por delante, pero esto también pasa factura, y finalmente el fuego se fue apagando, aunque siempre suele pasar que por uno se apaga más que por otro. Todo suma, y lo que antes te parecía una tontería, acaba pareciendo algo odioso e insoportable.
 
Yo he pasado casi 25 años con el padre de mi hija, de los cuales  16 fueron de matrimonio y los 11 primeros los pasamos sin hijos, solos los dos con nuestro querido amigo Jahari, (nuestro perrito que falleció el verano pasado con casi 15 años, cuanto lo echamos de menos).
Pero los buenos momentos tras tantos intentos fallidos de ser padres se fueron enfriando, y sé que en gran parte eso hizo que todo cambiara.
Después llegó nuestra hija, y aunque éramos muy felices, él no estaba tan preparado como yo creía para ser padre y muchas cosas se las pasó por alto...y para mi fue la guinda del pastelón.
A partir de ahí todo cambió en nuestra relación, y yo pasé a ocuparme más de mi hija y dejarlo a él un poco a su bola, pero a él ya le venía bien así, y yo no lo veía tan bien, la verdad.
 
Como no quiero sacar trapos sucios, corramos un tupido velo....
 
Siempre pensamos que nunca es el mejor momento para separarse, ¿qué dirá la familia? ahora estoy embarazada, ahora somos padres, por mi hija que no puedo hacerle esto etc etc...
 
¿Nunca lo es? Yo creo que el mejor momento es justo el momento en que tú lo decides, el momento en que lo coges, lo sientas y habláis largo y tendido, ese es sin duda el mejor momento, y si lo hacemos con calma todo puede salir bien, lo importante ya no eres tu ni él, lo importante es nuestro hijo/a.
 
Yo le di la noticia definitiva justo en el momento en que me diagnosticaron mi segundo cáncer, ¿porqué? por varios motivos, la verdad, pero entre ellos uno era que necesitaba la mayor tranquilidad posible para curarme totalmente, y con él no la iba a encontrar. Justo en aquel momento teníamos más discusiones que nunca.
 
Así que a mi hija se le vino el mundo encima, sí, el inicio de la etapa escolar, nunca había salido de las faldas de mami,  la abuela o la tía y ahora de repente cada día estaba en una clase llena de niños pero mamá no estaba , a esto le siguió el cambio físico de mamá, a mamá se le cayó el pelo con la quimioterapia y una niña de 3 añitos recién cumplidos no podía comprenderlo, y finalmente, en todo este proceso, papi dejó de dormir bajo nuestro mismo techo...esto para cualquier niño es un palo bien gordo, os lo digo yo.
 
Mi hija estuvo muy mal durante 3/4meses, llegamos a asustarnos, así que quisimos hacerlo de la mejor manera posible para ella, y papi venía todos los días a jugar con ella, incluso si alguna vez hacía falta se quedaba a cenar o a dormir. 
Yo pasaba con ella todo el tiempo que podía o que la enfermedad me permitía, y entre todos le dábamos muchísimo cariño y comprensión, pero ella se convirtió en otra niña, siempre triste y enfadada...fue muy duro, no puedo mentiros, en su día escribí sobre ello AQUÍ.
 
Poco a poco el tiempo lo fue poniendo todo en su sitio, pero yo sé a ciencia cierta que el llevarnos lo mejor posible su padre y yo, incluso dejar que pasara todos los días con ella a pesar de estar separados él y yo, a ella le vino muy bien como adaptación.
 
Su papi volvió un tiempo para instalarse en otra habitación, ya no éramos pareja pero sin embargo sigue siendo y seguirá siendo el padre de mi hija, y una persona muy importante para mi. Yo no puedo destruir esa relación, ni quiero. Me separé de mi marido, pero mi hija no tienen porqué separarse de su padre o de su madre, puede seguir teniendo a los dos por igual, y esto siempre lo tuve muy claro.
 
Así que si alguien me pregunta cómo conseguimos que nuestra hija superara esa separación, siempre le digo lo mismo, estamos haciendo todo lo posible para que ella pueda verlo como algo muy natural, y por supuesto no le privamos de su padre ni de su madre, y nunca lo haremos, por mal que él y yo nos lleváramos.
Aquí la custodia está muy compartida y el acuerdo de separación es un documento abierto al dialogo entre él y yo.
 
Por ahora nos funciona, la Princesita Fiera está feliz así, lo entiende, pero es cierto que cuando ve que nos juntamos los 3 para algo, ya sea comer o salir juntos a dar un paseo...ella se emociona tremendamente, pero luego vuelve a comprender que papi y mami ya no se quieren como antes, y que tienen vidas separadas, aunque se vean cada día.
Y para nosotros verla feliz es lo más importante y lo que pasa por encima de todo, pero no por ello seguiremos viviendo juntos o haciendo vida de pareja eternamente. Cuando ya no quieres estar con alguien, lo mejor es dejarlo.
Luego te das cuenta que dar el paso no era tan difícil y que no pasa nada, que nadie se muere por ello y que todo el mundo lo supera tarde o temprano.
 
 

jueves, 12 de marzo de 2015

En casa ya no se grita

 
Hace como 2 meses vi por Facebook algo que me hizo prestarle atención, simplemente era una imagen que decía "EN CASA YA NO SE GRITA", así que me puse a leer un poco y mientras leía me sentía reflejada, y me di cuenta que en casa muchas cosas las decía a voces.
Pero eso no podía seguir así, así que me lo tomé como un reto personal, desde ese mismo momento lo puse en práctica, y ya han pasado unos dos meses, tal como os digo.
 
Hay un grupo en Facebook que se llama En casa ya no se grita, en el que dan apoyo a padres y madres en estas situaciones, por si a alguien le interesa.
 
Al final del post os enlazaré el blog dónde explica en qué cosiste el reto, por si alguna queréis uniros también.
 
Resulta que en casa la segunda vez que decía algo a mi hija seguía sin responderme, o sin prestar atención o simplemente sin hacerme caso, la tercera venía a voces, y no solo eso, sino también con orden total, en plan muy sargento...vamos, para que me entendáis.
Tampoco conseguía nada bueno, en realidad conseguía todo lo contrario, entonces ella lloraba, o gritaba e incluso me pegaba cuando se  enfadaba. Y esto es el pez que se muerde la cola, porque entonces yo también respondía más nerviosa y finalmente era un desastre que no había por donde pillarlo. Mi hija hecha un drama y yo sintiéndome fatal por haberlo hecho así. Finalmente termino pidiéndole perdón por gritarle, por ordenarle y por castigarle...todo yo...y así era hasta la siguiente.
 
Pero de repente todo ha cambiado, y no me ha hecho falta 2 meses para darme cuenta, lo vi y lo supe al momento, este reto iba a funcionar, y sí, efectivamente "En mi casa ya no se grita" y me siento genial y muy orgullosa de haberlo conseguido, bueno...de hacerlo cada día porque esto no es cosa temporal, sino que hay que aplicarlo para siempre.
 
Me di cuenta en seguida que mi hija no prestaba atención por las formas en las que le pedía las cosas, recoge tu habitación inmediatamente! te he dicho que vengas aquí! no me estás escuchando! te he dicho que NO, etc etc...
No hay que ser inteligente para darse cuenta que la estaba cagando, verdad? pues como lo sé, lo estoy rectificando. Y funciona!
 
A mi hija no le gusta que le den ordenes, le gustan las cosas dichas con cariño, de siempre, lo que no entiendo es cómo pasé yo a decirlas de mala manera, supongo que una cosa llevó a la otra y así hasta que me he dado cuenta que no lo estaba haciendo bien, que eso no podía traer nada bueno...por suerte me he dado cuenta a tiempo.
Ahora le digo las cosas así ...cariño, recoge tu cuarto, ven con mami que te quiere decir algo, ven conmigo que tengo ganas de abrazarte, mami te ha dicho que no puede ser..etc etc...
 
Y en realidad antes era así, pero un día cambió, de decirlo así a la primera y a la tercera a grito pelao.
 
¿Resultados? mi hija suave como la seda, yo relajada y las dos besándonos todo el santo día, si mi hija antes ya era cariñosa y besucona, ahora se me come a besos hasta cuando nos cruzamos por el pasillo de casa, antes me decía como 20 veces al día "Te quiero" ahora son 30 por lo menos, y no exagero, es que mi hija es muy expresiva;)
Le digo las cosas y obedece de buena gana, además en todas o casi todas participo si me lo pide, antes le decía que lo hiciera ella, que era mayor o que lo había desordenado ella, pero eso era porque yo estaba al límite, y ahora lo veo claro, no lo estaba  haciendo bien.
 
Ahora siento que lo hacemos bien las dos, claro que nos enfadamos, no somos perfectas, pero al momento estamos besándonos, pidiéndonos perdón y abrazándonos las dos, es más , si ella me ve un poco enfadada y que al final no ha habido otra que enfadarme, me pide rápidamente un abrazo y me pide que no me enfade, que quiere que yo sea feliz siempre, me dice...y tiene 4 años, la petarda jajaja.
 
Y así van pasando los días, diciendo las cosas bien dichas, y siendo un poquito más felices y más civilizadas, así que os animo a entrar en vuestro propio reto si creéis que os hace falta, a mi me hacía falta, mi hija tienen un carácter de mujer adulta digo yo muchas veces, era (y a veces aún lo sigue siendo) como lidiar con una adolescente. Yo me echaba las manos a la cabeza mientras me decía...y esto solo con 4 años! qué me espera cuando cumpla 12?
 
Me siento bien, y ella se siente bien también, y es lo más importante, nosotras estamos encantadas con este reto, así que vamos a seguir con él "En casa ya no se grita".
¿Y en la tuya?
 
Podéis leer en qué consiste el reto aquí;
 

lunes, 2 de marzo de 2015

Soy Mujer con Historia 2.0 en la Madrid Woman's Week. GRACIAS!

 
 
Y creo que no podía ser de otra manera...
 
Siempre me ha fascinado el movimiento que pueda llegar a crearse en internet ya sea con una causa justa, una lucha por tus derechos o incluso un caso como el mio, es increíble ver cuanta gente se solidariza contigo, cuantas muestras de cariño puedes llegar a  recibir, cuanto apoyo te dan aún sin conocerte, en definitiva, todo lo que el ser humano es capaz de ofrecer para ayudar, porque juntos está demostrado que hacemos grandes cosas, y yo hablo con conocimiento de causa.
 
Me ayudasteis y apoyasteis y no me permitisteis caer...cada día que os necesitaba, cada noche que no podía dormir...cada vez que tenía un subidón o cuando las fuerzas desfallecían...me conectaba y ahí estábais tod@s vosotr@s siempre para mi...mis queridos amigos, conocidos y toda mi familia por supuestísimo.
 
Yo NO HE ESTADO SOLA en ningún momento, y os puedo decir que es parte fundamental de una curación, la fuerza que me dabais era imprescindible, de no haber tenido tanto apoyo no quiero ni pensar como hubiera sido el proceso, vosotr@s me dabais vida, me manteníais a la expectativa y no dejabais de sorprenderme.
 
 
Quien iba a imaginar que por un simple comentario que hice en las RRSS al dar la noticia de mi enfermedad y luego otro en el que hablaba de mi melena...(la que iba a perder sin tregua) pudiera crear un movimiento llamado #spidertanga!!! cómo podía yo imaginar que me iba a echar tantas risas al veros con tangas/bragas/fajas en la cabeza, hacer aquellas fotos que hice a mis padres!!! cómo iba a entrar en mi cabeza algo así de lo que tanto me reí...tanto que hasta olvidé que estaba en una situación muy crítica.
Mis padres revivieron entonces, recuerdo perfectamente explicarles y mostrarles lo que estabais haciendo por mi, y ellos no dudaron en unirse a la causa, pero hasta ese momento estaban sumidos en una especie de duelo y drama del cual no eran capaces de sonreir o de disfrutar, estaban sumidos en una pena enorme por mi, porque su hija tenía un cáncer de mama del que había un riesgo alto de perderla...es duro ver así a un hijo, por eso sé que aquel día, que no olvidaré jamás, mis padres cambiaron el "chip" y soltaron todo aquello que llevaban dentro transformado en muchas risas las lágrimas y eso también fue gracias a vosotr@s, yo también me vine arriba...y sabéis? ahora al recordarlo y escribirlo no puedo evitar emocionarme...que grande fue todo, que extraño al mismo tiempo...una mala noticia como un cáncer agresivo en estadio III como pudo transformarse en algo casi "natural"...¿cómo es posible que pasara cada día con una nueva sonrisa? pues así fue...y por todo eso sé que hoy sigo aquí.
 
Al #spidertanga le siguió la fan page de Una Sonrisa para Paris que se convirtió en toda una comunidad y aún hoy sigue ahí, gracias a mis amigas que la pusieron en marcha y crearon todo esto que se hizo tan grande para mi...
Después llegó el Trending Topic en Twiter con el NO SIN MI TETA, ES MI DERECHO porque desde un principio me habían dicho que iba a perderla y que no habría una reconstrucción antes de 2 años(mínimo) por una larguísima lista de espera, algo que hoy ya no es así, y sé que todo esto tuvo mucho que ver, sé que hemos sido parte de este gran cambio y muchas mujeres lo están agradeciendo gracias a todo este revuelo que se creó en torno a un derecho justo.
 
En todo este proceso tan duro como es un cáncer de mama, aunque suene raro, tengo momentos muy buenos por recordar, todo estos nombrados y vividos con todos vosotros.
 
Entre esos momentos también recordaré siempre una mail que uno de mis hermanos me envió desde un viaje por trabajo que estaba haciendo, recuerdo que lo escribió a las 5 de la mañana porque no podía dormir por mi, decía que estuvo horas leyendo todo lo que  habíais hecho por mi y no pudo dejar de emocionarse y plasmar su sentimiento en un mail, diciendo todo lo que allí me dijo... los sentimientos que ahí encontré no tienen precio, y entre todo lo que me dijo me añadió esta canción que , entre sus bonitas palabras y la letra de esta canción que él buscó para mi...no podía dejar de llorar de emoción y un sentimiento de terror que me embargaba a partes iguales.
 
Preciosa canción que mi hermano me envió en aquel mail, y yo la dedico a todas esas mujeres que están pasando por ello también.
 
 
Y hay otros momentos para olvidar, por supuesto que los hay.
 
Pues bien, todo esto ha sido reconocido por un jurado, y el jurado ha decidido darle el reconocimiento que se merece.
Desde la Madrid Woman's Week (podéis leer en el link quienes somos las ganadoras) han querido premiar a mujeres con Historia 2.0. En mi caso ha sido por una historia de superación , superación que ha sido en parte gracias a vosotros.
Para elegir a la ganadora se han basado en todas las historias recibidas, me consta que muchos de vosotros habéis participado escribiendo y contando mi historia, y que después un jurado ha valorado la Historia 2.0 que merecía el reconocimiento.
 
Pero esta vez han hecho una excepción y nos han elegido a dos mujeres como ganadoras en la misma categoría, una en Madrid y la otra en Barcelona. La otra ganadora ha sido Usúe, creadora  de Mamiconcilia . Enhorabuena también a Usúe por su historia de reinvención;) cada una recogeremos nuestro premio en nuestra ciudad de origen.
 
No me cansaré de daros las gracias una y mil veces....GRACIAS!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails