lunes, 22 de febrero de 2016

Sin metas y sin retos = sin estrés



Estaba entre "dejar el blog temporalmente, o dejarlo para siempre" y creo que lo averiguaré sobre la marcha.

Es cierto eso de que cuando los niños crecen los blogs desaparecen...bueno, esto se me ha ocurrido ahora, pero en realidad conozco varios blogs que conforme los niños fueron creciendo o los dejaron o cambiaron totalmente la temática, y es que esa es otra opción.

Porque claro, yo ya no estoy en la etapa de hablar de los pañales que usa mi hija, o de sus primeros pasos o si le doy teta o bibe, todo eso ya quedó atrás pero, y ahora qué?

Mi hija se está convirtiendo en una señorita preciosa e inteligente, y cada vez necesita que su madre le dedique más tiempo, no es que antes no le dedicara, la diferencia es que antes era un bebé e iba allá dónde yo iba y ahora yo voy donde ella va...porque sus necesidades son otras distintas. Digamos que ahora hablamos mucho más y compartimos muchas cosas que de bebé no se podía, simplemente cada etapa tiene lo suyo, lo normal, y esta etapa la quiero vivir a tope junto a ella, siempre.
Y las redes sociales, el blog, el móvil y un largo etc me quitan la energía que puedo aprovechar para hacer lo que realmente me gusta de verdad. 

He pasado unos días desconectada de todo lo relacionado con facebook, twiter, instagram y el blog, nada como unos días para darme cuenta de todo lo que puedo hacer en su lugar, el día al final cunde.

El principal motivo ha sido una nueva visita a quirófano para extirpar un pólipo de 3cm que bien podría haber tenido otro desenlace peor, ha sido algo causado por los daños colaterales de un tratamiento que recibo para mantener a raya el cáncer de mama. Y ha sido otro gran susto para mi y para mi familia. Ahora tengo que tomar un decisión que los médicos me han expuesto, y no está siendo fácil, sobre todo porque decida lo que decida, no sabré si será lo mejor.

Pero no os voy a  engañar, la vida 2.0 está ahí, presente siempre, y más cuando sabes que te conecta con las personas que quieres.

Ahora yo también estoy en una etapa de reflexión, hay un "antes y un después" en mi vida tras el cáncer, necesito tomarme mi tiempo para buscar lo que quiero hacer en la vida, necesito cuidarme, mi cuerpo lo pide a gritos, no es que lo haya maltratado yo, pero ahora necesita mucho más mimo que antes y ahora lo escucho, o empiezo a hacerlo.

Ahora necesito hacer otras cosas que antes ni siquiera hubiera pensado que algún día haría. 

Quiero aprovechar el tiempo haciendo lo que realmente me gusta, y quiero descansar cuando mi cuerpo lo necesite, y si tengo que parar no quiero tener que dar explicaciones de nada,escucharé las señales que mi cuerpo me envía y aprenderé a ponerle solución.

Si antes ya me cuidaba y no uno,sino dos cánceres me han puesto la vida patas arriba, ahora tengo que cuidarme mucho más y conseguir volver al camino que dejé a medias, porque dejé mucho a medias, es normal cuando de un día para otro la vida te da un vuelco, que todos los planes se van al traste, ahora cuesta más volver, todo pasa factura y no es fácil, pero me siento con fuerzas, paso a paso, día a día, sin metas y sin retos. Todo lo contrario que el resto del mundo. La vida y yo.

Suena muy filosófico, lo sé, pero al final es la pura realidad, lo escribo como lo siento.

Mientras siga teniendo ganas de escribir, el blog seguirá activo, esto seguramente sólo sea un punto de inflexión, que de vez en cuando es hasta bueno ;)





LinkWithin

Related Posts with Thumbnails